Cartas de Madre Elisea Oliver Molina

En el Epistolario de Madre Elisea, en sus diferentes publicaciones se sigue un orden numérico diferente al bloque que presentamos, que son las que aparecen finalmente, tras una larga investigación, y que suman un total de 78 cartas. También el orden cronológico diferente del "El Epistolario" publicado en 1974 y de "La Madre Elisea a través de su Epistolario", estudio de Hna. Josefina Díaz, que vio la luz en 1992.

Por las noticias que algunas traen, se han podido comprobar algunos datos, ya que la mayoría de las cartas dirigidas a las Hermanas, carecen de fecha, procedencia, etc.


C. 1

De esta circular, no existe original, pero sí la trancripción de la misma en el libro de "Documentos Dirigidos”, 1892-1935, folios 31‑32. '

La paz de nuestro Señor Jesucristo y el amor de nuestra santísima Madre abunden y fructifiquen siempre en nuestros corazones para salud y alegría de nuestras almas.

Venerables hermanas:

Siempre ha sido nuestro especial cuidado e interés trabajar incesantemente por la mayor gloria de nuestra muy amada Congregación, y proporcionaros todos los medios conducentes a vuestro aprovechamiento espiritual.

Impulsada por estos santos deseos he rogado al reverendo padre Pío María Mayer, prior general de toda la Orden de los Hermanos de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo, que nos agregara a la primera y segunda Orden, a fin de participar de las mismas gracias y privilegios que ellos poseen por reiteradas concesiones de los sumos pontífices; y él, accediendo gustosísimo a nuestros deseos nos acepta agregándonos a la Orden por decreto 24 de diciembre de 1905.

Por lo tanto, venerables hermanas, y en virtud de dicho decreto, gozamos como todos los religiosos y religiosas de la mencionada Orden de los favores, gracias y privilegios e indulgencias a ellos concedidas y a las iglesias de la misma Orden.

Nuestro excelentísimo prelado, que tanto se interesa siempre por nuestro bien, se complace en vernos tan favorecidas con esta última concesión, por lo que la Orden carmelitana nos cobija cariñosamente en su seno. Por cuyo motivo su excelencia ilustrísima y reverendísima ha sancionado con su aprobación el susodicho decreto del reverendísimo padre general de la Orden.

Si en todo momento debemos levantar, venerables hermanas, el corazón a Dios por los inapreciables beneficios que cual lluvia benéfica derrama continuamente sobre nos otras, el Padre de todo bien y Dios de las misericordias; si el amor que siempre nos ha tenido nuestra Santísima Madre la Virgen María del Monte Carmelo, se ha patentiza do ahora de una manera tan solemne, muy justo es y razonable que les demos gracias desde lo más intimo de nuestros corazones y desatando nuestros labios les cantemos himnos de alabanza y de gratitud profunda, reflejándose al exterior la inmensa alegría de que deben estar llenas nuestras almas.

Por lo cual venerables hermanas, hemos creído conveniente mandar y mandamos a todas las hermanas, que en acción de gracias por tan fausto acontecimiento, digan el himno Te Deum, cántico Magnificat y la Salve, terminando con la oración Gratian, etc.

De nuestra casa generalicia de nuestra Señora del Carmen de 1906.- Hermana Elisea María Oliver superiora general.- Rvda. M. superiora y comunidad de Hermanas Carmelitas Terciarias de X.


  C. 2

De esta circular, no existe original, pero sí la trascripción de la misma en el libro de "Documentos Dirigidos". 1892‑1935, folios 33‑35.

J. H. S .

Muy amadas hijas:

Cuán cierto es que la providencia de Dios lo dirige todo por sus pasos sin violencias; pero con una fuerza irresistible, sirviéndose de medios que escapan a nuestra ignorancia, y de instrumentos que nos parecen los menos aptos para los elevados fines que Dios se propone

Ved lo que ocurre con nuestro amado Instituto: Nacido ayer, y ya va extendiendo su modesta influencia, toda impregnada de caridad, fuera de la Diócesis en que  echara sus primeras raíces.

Las recientes fundaciones de Paradas, en la Diócesis de Sevilla, la de El Bonillo en la de Toledo, tan bendecidas por Dios, son delicadas pruebas de que le son aceptos nuestros insignificantes trabajos; pero también nos obligan a corresponder a sus bondades con un acrecentamiento de fervor, y fidelidad a nuestras constituciones.

Se acerca el día en que se ha de celebrar el capitulo general de nuestro Instituto. En este acto tan trascendental para la vida de toda familia religiosa, hemos de demostrar a Jesús con nuestra humildad, nuestra caridad y nuestra inquebrantable obediencia a las disposiciones que en capítulo general se tomen, que somos dignas hijas de nuestra queridísima Madre la Santísima Virgen María del Carmen.

Con vuestras virtudes, vuestros sacrificios y oraciones, debéis ayudarnos todas a obtener de Jesús y de su Santísima Madre, las bendiciones que nos son necesarias, para el buen éxito del capitulo general que ha de celebrarse el 4 del próximo mes de septiembre en nuestra residencia de Orihuela.

A este fin, 1º: Todos los días, a contar desde el recibo de esta circular, hasta la terminación del capitulo, en todas las casas del Instituto, se rezará por la comunidad el "Veni Creator Spiritu" antes de la misa; y después de rezados los maitines y leudes se dirán siete veces el padrenuestro, ave María, y gloria Patri, la salve y la oración acordaos, en honor de nuestra Santísima Madre.

2º: Los lunes, miércoles y sábados, se leerán antes de la lectura espiritual los artículos de nuestras constituciones comprendidos desde el 215 hasta el 278, ambos inclusive.

3º: Visto el reducido número de casas con que cuenta todavía el Instituto, y con la autorización debida, asistirán a capítulo todas las superioras locales, y en cada casa se elegirán una delegada y una suplente, según prescriben las constituciones en sus artículos 222, y 227 hasta el 230, no siendo preciso que sean de la misma casa por ser esto imposible.

4º: Esta elección se hará el día 21 de agosto, fiesta de san Joaquín, padre de la Santísima Virgen, dándonos cuenta para que el día indicado puedan estar aquí.

5º: Todas las hermanas que hayan de tomar parte en el capitulo general deben encontrarse en ésta, el día treinta de agosto.

NOTA.‑ Se advierte que por esta vez y con la debida autorización se rebaja la edad para ser elegida superiora general a los treinta años, y un año de votos perpetuos. Lo mismo para los cargos de consiliarias.

Que nuestras oraciones, mis queridas hijas, sean oídas de nuestra Santísima Madre, y presentadas por Ella a su divino Hijo, se conviertan en lluvia de gracias sobre el Instituto y sobre el próximo capitulo general.

De nuestra casa generalicia de Orihuela a los 20 de julio de 1910.- Vuestra indigna madre: Hermana Elisea María Oliver Superiora General.- Por ausencia de la Secretaria General, Hermana Asunción María Soler.


  C. 3

De esta circular no existe el original pero sí la trascripción de la misma en el libro de "Documentos Dirigidos", 1892‑1935, folio 76. Carece de firma.

Reverenda madre: La hermana Elisea Oliver, humilde Superiora General de la Congregación de Hermanas Terciarias Regulares de la Orden de los Hermanos de la Bienaventurada Virgen María del Carmen.

A nuestras amadas hijas RR. MM. Consiliarias Generales recuerda: Que acercándose el término del primer trienio de nuestro capitulo general, y por consiguiente, debiendo reunirse el Consejo General para proceder a la elección de oficios para el segundo trienio según prescriben nuestras constituciones.

Manda y suplica al mismo tiempo se digne V. R. asistir a él, por lo cual procurará estar en esta nuestra casa generalicia, el tres del próximo septiembre de la fecha.

Dios guarde a V. R. muchos años.- Dado hoy en nuestra casa generalicia a 16 de agosto, 1913.- Al margen. "Nota”: Este oficio triplicado. 2a., 3a. y 4a. Consiliarias Generales, Hna. Francisca M" Serra, Hna. María Albertos, Hna. Teresa Bañón".


 C. 4

No se conserva el original de esta circular; está tomada del libro "Documentos Recibídos" de la comunidad de Alicante, 1908‑1927, pp. 27‑28.

La hermana Elisea María Oliver, humilde superiora general de la Congregación de Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen, a V. R. y caridades por la presente participa: Cómo el consejo general reunido bajo su presidencia  el cuatro de septiembre de mil novecientos trece, a fin de que reine entre todas, las pruebas evidentes de amor al Instituto, orden y abnegación propia. Acordó y definitivamente aprobó que: Ninguna hermana, tanto superiora como súbdita, vaya a visitar a su familia, ni aún en los casos de enfermedad o muerte de alguno de ellos.

Solo podrá hacerse cuando la Congregación de ello necesitare, y en cuya circunstancia solo a nuestra autoridad compete el proceder según el bien general del Instituto.

Sea todo a mayor gloria de Dios nuestro Señor y santificación de nuestras almas.

Así lo decretó el venerable consejo y suplica a su vez la lectura de ésta en presencia de toda la comunidad.

Dado en nuestra casa generalicia a 25 de marzo de 1914.- Ha Elisea Mª Oliver.- Firmada y rubricada.- Hª Asunción Mª, Scria. Gral.- Rubricada

Rvda. M. superiora de la casa de san Elías. Alicante.


  C. 5

CIRCULAR

La Hermana Elisea María Oliver, humilde superior general de la Congregación de H emanas Terciarias Regulares de la Orden de los Hermanos de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo.

A nuestras amadas hijas en Jesucristo las RR. MM consiliarias generales, secretaria y ecónoma general, superioras y demás hermanas que tienen lugar y voz en Capítulo General, salud en el Señor y la bendición del  Espíritu Santo.

Acercándose el término de nuestra superioridad que, no sin grandes desvelos, penosos trabajos y continuos sacrificios, hemos soportado durante el periodo de seis años para dar un empuje y facilitar el desarrollo de nuestra reciente reorganizada Congregación, y debiendo procederse según prescriben las constituciones de la misma la celebración del capítulo general para llevar a efecto las nuevas elecciones de los diferentes oficios que atañen al buen régimen y dirección de ella, después de haber consultado con el Iltmo. Sr. Obispo de la diócesis de Orihuela, en la cual radica esta casa matriz, y con las RR.MM. consiliarias generales acerca del lugar y de su celebración, cumple a nuestro deber el convocar, como por la presente circular convocamos a todas y a todas y a cada una de las hermanas que tienen lugar, voz y voto según derecho para que asistan al mencionado capitulo que se celebrará, Dios me mediante, el día cuatro de septiembre del corriente año en esta nuestra predicha casa matriz de la ciudad de Orihuela.

Ea, pues, RR. MM. y HH., revestios de fortaleza con ánimo alegre y decidido y movidas solamente por mayor gloria de Dios nuestro Señor y prosperidad de la

Congregación, elegid a aquellas de nuestras hermanas que, según el dictamen de vuestra conciencia os parezcan las mejores y más aptas para desempañar los principales y más importantes oficios de ella.

Y para que el Espíritu Santo asista con sus celestiales luces a las gremiales en tan ardua como delicada empresa, mandamos que desde el día que se reciba esta circular y muy en particular en la celebración del capítulo, en todas nuestras casas se hagan diariamente rogativas por el buen éxito del mismo rezándose al efecto el himno "Veni Creator Spiritu" con el versículo y oración propias; las letanías de la Stma. Virgen, con la antífona "Sub tuum presidium" versículo “ora pro nobis” y oración "Protege", invocando además con alguna oración la protección del gloriosísimo patriarca san José y nuestro padre San Elías.

Que el todopoderoso les dé luz y acierto en el de empeño de su cometido, les desea de lo intimo de su corzón su afma. Ha en Cristo Jesús

Hna. Elisea Maria Oliver superiora general (Firmada y rubricada)

Orihuela 20 de junio de 1916.

Rvda. madre superiora de nuestra casa colegio de Sta. Eufrosina.- Brozas. Hay un sello que dice: Superiorato Gral. de las Hnas. Terciarias Reg. de Ntra. Sra. del Carmen".


 C. 6

CIRCULAR

Se conserva la original, dirigida a la comunidad de Paradas (Sevilla).

La Hna. Elisea María Oliver, humilde superiora general de  la Congregación de Hermanas Terciarias Regulares de la Orden de los Hermanos de la Bienaventurada Virgen Maria del Monte Carmelo.

A nuestras amadas hijas en Jesucristo las RR.MM. consiliarias generales, MM. superioras y demás hermanas que tienen lugar y voz en capitulo general, salud en el Señor y la bendición del Espíritu Santo.

Acercándose el término de nuestra superioridad que no sin grandes desvelos, penosos trabajos y continuos sacrificios hemos soportado durante el periodo de seis años para dar un empuje y facilitar el desarrollo de nuestra Congregación, y debiendo procederse según prescriben las constituciones de la misma a la celebración del capitulo general para llevar a efecto las nuevas elecciones de los diferentes oficios que atañen al buen régimen y dirección de ella, después de haber consultado con el Ilmo. Sr. Vicario Capitular de la Diócesis de Orihuela en la cual radica, esta casa matriz y con las RR. MM. Consiliarias Generales acerca del lugar y día de su celebración, cumple a nuestro deber convocar, como por la presente circular convocamos a todas y cada una de las hermanas que tienen lugar, voz y voto según derecho, para que asistan al mencionado capitulo que se celebrará, Dios mediante, el día cuatro de septiembre del corriente año en esta nuestra predicha casa matriz de la ciudad de Orihuela.

¡Ea! pues RR. MM. y HH., revestidas de fortaleza y con ánimo alegre y decidido y movidas solamente por la mayor gloria de Dios nuestro Señor y prosperidad de la Congregación, elegid aquellas de nuestras hermanas que, según el dictamen de vuestra conciencia, os parezcan las mejores y más aptas para desempeñar los principales y más importantes oficios de ella.

Y para que el Espíritu Santo asista con sus celestiales luces a las gremiales en tan ardua como delicada empresa, mandamos que desde el día que se reciba esta circular y muy en particular en la celebración del capítulo, en todas nuestras casas se hagan rogativas diariamente para el buen éxito del mismo rezándose al efecto el himno "Veni Creator Spiritu” con el versículo y oración propias, las letanías de la Stma. Virgen, con la estrofa "Sub tuum presidium”, versiculo “ora pro nobis", y oración "Protege", invocando además con alguna oración la protección del gloriosísimo patriarca san José y nuestro padre san Elías.

Que el todopoderoso les dé luz y acierto en el desempeño de su cometido, les deseo de lo íntimo de mi corazón su afma. Hna. en Cristo Jesús.

Hna. Elisea María Oliver. S. Gral. (Firmada y rubricada)

Orihuela, 19 de junio de 1922

M. Superiora de nuestra Casa de Sn. Inocencio.


 C. 7

De esta circular no existe original; la tomamos de "Documentos Recibídos de la Santa Sede, Prelados y Superiores" de la Comunidad de Alicante, 1908‑1927, páginas 66‑68.

Orihuela, 6 de agosto

Mis amadas madres superioras y hermanas todas en Jesús: Les deseo gracia en el Señor y que el Espíritu Santo las ilumine para poder proceder con acierto en la elección de las que han de representar ese grupo en el próximo capitulo general.

Teniendo presente lo que nos dicen nuestras constituciones, creo no habrá duda en la práctica. Lean los artículos 224 al 230, ambos inclusive; y bien penetradas de ello, sin respetos ni miras humanas, elijan a las que según Dios N. Señor las inspire, siempre mirando el bien general del Instituto y la mayor gloria del Señor.

Reunidas todas las de votos perpetuos que indica ese gremio, se procede a la elección de dos escrutadoras y secretaria para mientras dure ese capitulo. Ya elegidas éstas, se procede a la elección de una de las superioras g presentes, para asistir al capitulo general.

Después de esta elección se procede a la elección de g la delegada, que puede recaer en otra de las superioras o bien en otra hermana de las que toman parte en la elección.

A continuación se procede a la elección de suplente, para en caso de no poder asistir alguna de las dos anteriores.

Verificado todo, y con la brevedad posibles se dignarán comunicarnos el resultado obtenido.

Encomendándose a las oraciones de todas, las bendice y abraza esta su madre en el Carmelo,

Hna. Elisea María Oliver (Firmado)

En cumplimiento de lo prescrito en el artículo 224 de nuestras constituciones, se ha formado por el consejo general el catálogo o agrupación de casas menores al efecto de nombrar las delegadas del próximo capitulo general de 1922.

Y para que conste lo firma y sella el consejo general.

Orihuela 6 de agosto de 1922. Ha Elisea Mª Oliver. Ha Eufrosina Martí Ha Asunción Soler Ha Ma de los Ángeles Badosa Ha Teresa Bañón (Firmadas).


 C. 8

Está mutilada, Sin datos epistolares. Va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres), y se deduce que está escrita en 0rihuela el 11 de septiembre de 1914.

.....................Ayer ......... profesó la hermana Alberta; ahora quedan 10 en el noviciado. Pedid que el Señor toque los corazones de las jóvenes y que sean buenas.

A los niños de paga particular, que escriban y procurad llevar el sistema que llevan, las hermanas de Alicante. Sé que os interesáis por todos; pero debéis procurar que se distingan de los de los maestros. No dejéis de rogar por esta pobrecita que por cierto estoy muy necesitada.

Todas estamos bien, deseando lo mismo para vosotras. Saludad al señor cura y familia, doña Lucia ............ sus obsequios.

Estas hermanas os saludan y yo os abrazo. Rogad por mí.

Elisea (Firmada y rubricada)

De lo de la ropa, haced lo que queráis. El titulo, si está te lo mandaré; porque hubo que sacar otra partida por equivocación de un nombre, y se volvió a mandar a Madrid; pero no me han dicho de haberse recibido. En este mismo correo escribo diciendo que, en cuanto lo reciban, que lo manden.


 C. 9

Sin fecha. Por su contenido se deduce que va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres).
(Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. Orihuela (Alicante).

Carísimas en el Señor:

Recibidas tengo todas vuestras cartas, y con gran satisfacción leídas; y viendo en ellas al mismo tiempo a vuestro buen estado de salud. Nosotras sin novedad, gracias al Señor. a

Me alegran mucho las buenas noticias que me dais; pero nunca me habéis dicho el número de niños de paga a que tenéis. Manda el recibo del primer trimestre que estáis en esa. Gracias a Dios que ya os ha comprado doña a Lucia las sillas. ¿Y quién os ha regalado las pequeñas? Vosotras portaos como religiosas de verdad, que no os faltará el Señor; procurad instruir a los niños en la ciencia de los santos, que es el fin principal. Ya me contareis los regalos que recibiréis en todos los santos.

Saludad al señor cura y familia, doña Lucia, don Julián, doña Rosa y Maria. Y vosotras los recibiréis de estas buenas hermanas, y de esta pobre carmelita un apretado abrazo, y que roguéis por mi.

Elisea  (Firmada y rubricada)


 C. 10

Sin fecha ni destinatario explicito. Por el contenido, se deduce que va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres).

Carísimas en el Señor:

Salud y paz os desea esta pobre madre. Recibido he todas vuestras cartas y veo en ellas que estéis bien; nosotras sin novedad. Dios sea bendito.

Os considero muy satisfechas, y a la cocinera con la despensa muy repleta con los donativos de Todos los Santos; que disfrute con la hermana Dolores entrando cestillas y bandejas a la cocina. ¡Cuántos deseos tengo de daros un abrazo!

Santa Lucia es el 13 del mes que viene; que no se os pase. Mucho me halagan los progresos que tenéis en el recibidor, y les agradezco mucho a las señoras los obsequios que os hacen.

¿Qué tenéis preparado para estas navidades? ¿Estáis ensayando ya?

Saludad en mi nombre al señor cura y familia, doña Lucia y familia, doña Rosa, Antonio y otras. Y vosotras los cariñosos recuerdos y un abrazo apretado de vuestra hermana que os quiere y por vosotras ruega y en vuestras oraciones confía.

Elisea (Firmada y rubricada)

Cuando pasen algunos días que se cumpla el trimestre, indicadlo, para que por medio de don Julián o como convenga, se indique.


 C. 11

No tiene fecha ni destinatario; pero se deduce, por el contexto, que está escrita para la comunidad de Brozas (Cáceres).

Carísimas en Jesús Rey:

He recibido todas vuestras cartas y veo en ellas que estáis bien; nosotras sin novedad. Dios sea bendito.

Carísimas, estas letras sólo sirven para felicitaros en estas pascuas, deseando las paséis llenas de felicidad y mucha paz en el Señor. Y para que ésta no os falte debéis estar armadas de santo amor de Dios, sin que os falte el temor; y esto lo conseguiréis no atribuyendo las cosas que os sucedan, tanto las prósperas como las adversas, a las criaturas; sino pensar que todo nos viene de Dios, y para nuestro mayor bien, Nada, carísimas, que Jesús Rey os dé todas aquellas gracias que necesitéis para vuestra santificación.

Saludos a doña Lucia, Rosa, Agustín y señores sacerdotes. Y a sus caridades el abrazo y la bendición de la que os quiere.

Elisea (Firmada y rubricada)


  C. 12

Carece de todos los datos epistolares.

Carísimas en Jesús:

Queridas hermanas: Mucho me complacerá el que gocéis de tranquilidad de espíritu y paz en el Señor.

Recibí todas vuestras cartas, y también las de felicitación, y os lo agradezco.

Yo deseo que hayáis pasado felices fiestas, y que propongáis ser más agradables a Dios en el nuevo año que  hemos empezado, procurando que todas vuestras aspiraciones sean desasir vuestros corazones de las cosas de la tierra, a fin de poderos unir más con el Criador.

Mucho me alegran las buenas noticias que me dais; ero hijas mías, cuidadito no se pegue el corazón y desagradéis a Jesús, cuidadito ¿eh?

Que no os olvidéis de rogar a Jesús por esta pobre hermana que mucho os quiere y por vosotras ruega.

Elisea (Firmada y rubricada)

La madre asistenta os felicita.


  C. 13

Carece de datos epistolares. Por su con­tenido se deduce que va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres), en enero de 1915, y procede de Orihuela.

Carísimas en Jesús: Acabo de recibí tu carta, y me apresuro en contestaros diciéndoos que por navidad os escribí.

Me alegro de que todas estéis bien; nosotras sin novedad. Dios sea bendito. Mucho me alegra lo que me decís de que no os falta nada y de que se portan bien con vosotras. Vosotras por otra parte trabajad y demostrad en todo que sois religiosas y en ello daréis gloria a Dios. Ya pronto tendréis a la Virgen ¿no es verdad?

Ahora voy a daros algunas noticias de por aquí, que creo que no os sabrá mal. Estamos ensayando para cuarenta horas, que empezarán el 9 del que viene y como es muy natural han de ser muy lucidas. Las hermanas de por aquí me preguntan muchas veces por vosotras y les agrada que contéis lo que ocurre. En el noviciado hay quince entre postulantes y novicias, y a febrero o marzo profesarán cinco.

No me agrada como haces los recibos, pues en ellos debes hacer constar lo que has recibido y lo que has gastado y lo que tienes en fondo, y hay que anotar todas las entradas, sean limosnas o como sean, incluso lo de la Virgen; y el día que se paga se pone como gastado. Así que si quieres volver a mandar los dos recibos que me has mandado, te lo agradeceré.

¿Cuantas niñas tenéis de paga?

Di a las hermanas que no sean perezosas en escribir, que yo necesito ver algunas letritas suyas aunque sean pocas.

Nada, que seáis buenas y con saludos a todos os abraza y ruega me encomendéis al Señor.

Elisea, firmada y rubricada.


 C. 14

Carece de todos los datos epistolares.

Reverenda madre superiora y hermanas todas en Cristo Rey.

Carísimas hijas:

Mucho me alegra saber que todas estéis bien y contentas. Si, amadas mías, si; estar contentas en la vida religiosa es servir a Dios con alegría, y el que sirve a Dios así, todo cuanto hace lo hace con el solo fin de agradarle. Y ¿cómo agradar a Jesús?; yo os lo diré: pues sólo se le puede agradar haciendo todas las cosas con el solo fin de agradarle a él solo.

¿Rogáis por mi? sabed que mucho lo necesito. ¿Pedís por el aumento de la Congregación y su mayor santidad?, sí, carísimas, sabed que es uno de vuestros primeros deberes.

Por aquí, por ahora todas estamos bien. Que el Señor os llene de toda clase de virtudes a fin de que seáis unas santazas de cuerpo entero como yo lo deseo. Y con los saludos de estas buenas hermanas, la bendición de la que en Jesús mucho os quiere y por vosotras ruega.

Elisea (Firmada y rubricada)

Saludos a todas esas buenas señoras.


 C. 15

Carece de datos epistolares. Por la fecha de profesión de las hermanas, se deduce que se escribió en abril de 1915 y la dirige desde Orihuela a Brozas (Cáceres).

Carísimas en el Señor:

Mucho, muchísimo me alegra el saber que ya estáis bastante mejoradas. Yo ya estoy bien; vosotras cuidaros mucho y mirad por vuestra salud, porque es un deber. Y Dios sea bendito en todo.

Amadas mías, mucho me complacen vuestras cartas y no debéis privarme de ese gusto. Mucho nos hemos alegrado viendo la solemne fiesta que habéis celebrado con motivo de la bendición de nuestra Santísima Madre y de las maravillas que obra para demostraros su amor. Amadla vosotras con fidelidad y todos los días experimentareis pruebas inequívocas de su maternal cariño.

Doña Filomena Magias les ha regalado a las hermanas de Murcia una imagen de nuestra Madre de un metro veinte que es preciosa; es como ninguna de las que tenemos. Demos por todo gracias al Señor.

Ahora os contaré alguna novedad de por aquí que creo os gustará. El segundo día de Pascua profesaron las 3 hermanas Eufrasia, Micaela y Evangelista, de votos perpetuos, y cinco novicias. Ahora quedan en el noviciado nueve postulantes y cinco novicias.

Nos vamos a Santa Eulalia un día de estos, y en Alicante están arreglando un asilo para que vayamos Dios mediante.

Dad al señor cura las gracias en mi nombre y saludad a su familia, a doña Rosa, Maria Cruz, a doña Lucia y don Julián, y a los que pregunten. Y vosotras ya sabéis lo que quiero, y es que seáis unas santazas de cuerpo entero.

La madre maestra y demás hermanas me encargan que os salude, y yo os abrazo. Rogad por mí.

Elisea (Firmada y rubricada)

¿Cómo estáis con los trimestres respecto al municipio? no esperéis que se pasen más de dos.


 C. 16

Carece de dirección
Hay un membrete que dice: "Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. Alicante".

16 de junio de 1915

Mis amadas hijas y hermanas en Cristo Jesús: Nuestra Santísima Madre os colme de bendiciones.

Recibí a su tiempo vuestra siempre grata carta, a la cual os contesto dando mis sinceras gracias por vuestro recuerdo, el cual llegó sin novedad.

El día lo pasé muy bien. No puedo desear, sino que Jesús colme mi deseo de la completa perfección de todas y mía, y con esto queda satisfecho mi corazón.

En honor al santo, dieron las niñas una velada domingo y lunes con un éxito admirable. Durante la misa cantaron algunos motetes, y en total todas procuraron obsequiarme. Dios se lo recompense con creces como yo deseo.

Tanto la reverenda Madre Asistenta como las demás, os saludan y yo sólo os encarezco os améis mutuamente y seáis muy buenas, al mismo tiempo que os suplica una oración para que sea muy santa.

Vuestra madre que os ama. Elisea (Firmada y rubricada)


 C. 17

Carece de todos los datos epistolares.

Carísimas hijas en Jesús:

Acaba de llegar la hermana Josefa y al preguntar por vosotras me dice que estás mal del estómago. Pues bien, ya sabéis que a mi, sobre la vida de vosotras, no me gustan tonterías y por tanto te mando con toda la autoridad de que me autoriza mi cargo, que te cuides con los mejores cuidados que estén al caso si no quieres ver me con el mayor disgusto; creo me entenderás, ¿eh?

A todas os saludo y os abrazo. Saludad a las hermanas del hospital.

Elisea (Firmada y rubricada)


  C. 18

No tiene datos epistalares. Se deduce, por el contenido, que va dirigida a la co munidad de Brozas (Cáceres).

Carísimas en Jesús:

Recibidas tengo vuestras cartas y con impresión leí el estado de la madre; pues no os digo otra cosa más que lo que el médico dice, que se haga todo al pie de la letra; y vosotras animaros mucho y confiad en el Señor. Yo no dejo de rogar para que todo resulte a mayor gloria de Dios.

Escríbame pronto dándome noticias de como está la madre y vosotras.

Y don Julián, ¿cómo está? Mucho lo siento y no dejo de encomendarle al Señor, y así lo he recomendado a las hermanas, para que el Señor haga aquello que le plazca.

Por aquí todas estamos bien. Escríbanme en seguida, porque lo espero impaciente.

Os saludo a todas y me quedo con el deseo de abrazaros. Rogad por mí, y saludad al señor cura y a las personas que conozco.

Elisea (Firmado y rubricado)

Querida hermana Dolores: Ya tenia esta cerrada cuando recibo la tuya y no puedes figurarte lo que me alegro. Pues bien, en todo lo que se refiera a la enfermedad de la madre mientras esté en cama y cuando esté levantada, tú eres su superiora. Y no hay que hablar más del asunto.


 C. 19

J. M. J.

Alicante 18 de diciembre de 1915.

Mis carísimas Madre Superiora y Hermanas. Brozas.

Amadas en el amante Jesús: Nuestra Santísima Madre nos colme de bendiciones.

Tengo recibidas vuestras cartas y me llenan de satisfacción. Solo me desagrada y no estoy conforme con el proceder de la madre superiora respecto a su enfermedad; pues bien recordará que sobre este particular la dejé encomendada a la hermana Dolores, ¿es que no recuerdan? Pero en fin, yo espero que no será necesario tenerlo que repetir otra vez, ¿eh?

Por aquí todas bien. Yo sigo en esta casa que contamos ya con 37 asilados; así que no tenemos mucho tiempo libre.

Os felicito en las próximas Pascuas, y a la vez os felicitan estas hermanas. Que Jesús llene nuestros corazones y sea el único que reine entre nosotras. Vosotras pedid sin intermisión, y pedid por mí, que tanto lo necesito y deseo.

Saludad a doña Lucia, don Julián, doña Rosa y familia y al señor cura; en suma, a quien ya conocéis que debo saludar. Ahora sólo espero noticias de cual es el estado de salud, si la hermana Dolores ya está bien y vuestra reverencia cómo sigue. Hermana Maria: procura y pide a nuestro Señor no caer tú, porque si no, no sé que va a pasar en esa. Os abraza,

Hna. Elisea (Firmada y rubricada)


 C. 20

Aunque no consta destinatario explicito, por las personas que cita se dirige a la comunidad de Brozas (Cáceres).

Carísimas en Jesús:

He recibido todas vuestras cartas, y a ellas no sé qué deciros que ha pasado por mí. Nosotras todas bien; el Señor sea bendito.

Cuando recibí la primera de doña Lucia, me resolví a tomar el tren e ir a esa. Cuando recibí la de don Agustín, me tranquilicé y desistí. Y luego con la segunda de doña Lucia confirmé el propósito de estarme quieta; pero ahora veo que estamos otra vez; pero me tranquiliza el saber que no tenéis clase.

No puedes figurarte hermana Angélica el disgusto que tengo contigo. No te lo puedo expresar con palabras; porque creo que eres muy culpable de lo que te ocurre y en pensando esto, no sé lo que me pasa. Que todo sea para dar gloria a Dios.

Recibí la carta de doña Lucia en la que firmaba también doña Vicenta referente al domicilio; para esto hay muchos inconvenientes. En primer lugar han de ir dos y estas han de ser de alguna edad, que tengan alguna experiencia y no sean tontas, y otras cosas más.

Contesté a doña Lucía que ya acepté esa casa con la condición del colegio, y cuando se pudiera ya vendría el domicilio. Y como aún no se puede y no quiero que vosotras deis en ello calor ni tampoco que desconfiéis, si veis a doña Vicenta le decís que lo siento mucho el no poderle complacer por ahora, y lo mismo a doña Lucia. Yo ya le contesté a doña Lucia y se lo decía.

¿Y tú cómo te encuentras? ¿Podrías hacer un viaje sola? Deseo saberlo.

Me alegro que la pretendienta esté tan animada y sea buena.

No carezcáis de nada. Decidme si queréis que os mande dinero, que no os falte nada de lo necesario. ¿Os han pagado la que os debían? Contádmelo todo.

Estas hermanas os saludan y yo os abrazo. Rogad por mí.

Elisea (Firmada y rubricada)

Alicante, 19, enero 1916


 C. 21

Aunque carece de datos epistolares, va dirigida a Brozas desde Alicante.

Reverenda madre superiora y hermanas.

Muy amadas en Cristo: Cuatro letras para manifestaros que he recibido vuestras cartas, alegrándome mucho de las noticias que en ella me dais. Jesús que os bendiga siempre y lo mismo a nosotras.

Todavía permanezco en Alicante. Estamos bien; todas con deseos de veros, empero paciencia, todo tiene fin y para todos alcanza la Divina Providencia.

Que seáis muy buenas y os améis mutuamente en Dios y para Dios, pues yo con esto quedo tan satisfecha Y contenta.

Mucho deseáis vaya yo a esa; pero no se pueden comparar los deseos vuestros con los míos.

Saludos afectuosos al señor cura y hermanos, a doña Lucia y a doña Rosa, como a don Agustín y demás señores. Don Julián ¿cómo sigue? Me alegraría fuese mejorando.

En fin, vosotras recibid los afectos de todas.

Vuestra madre que os ama

Elisea (Firmada y rubricada)


 C. 22

No tiene fecha. Por el contexto, se ve que va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres), en marzo de 1916.

Carísimas en Jesús:

Recibidas tengo todas vuestras cartas, y ante todo debo deciros que me alegro de que estéis bien. Nosotras sin novedad; Dios sea bendito.

Me dices en la tuya que has recibido dos ceremoniales; pues leedlos y poned en práctica sus ceremonias, eso es nuestro ceremonial. No padezcáis; si no tenéis dinero que os dejen, y ya pagareis; y si no me lo decís, que yo os enviaré, y no sufráis de nada. ¿Y el nuevo confesor, que tal? Deseo veros.

¿Cómo está don Julián? ¿Y don Agustín, sigue con su buen humor? A doña Rosa y doña Lucia, muchas cosas. De aquí os digo que el seis del actual marzo celebramos una solemnísima función conmemorando la fecha de los 25 años de la fundación de la Congregación, y no hay por qué hablar del asunto porque fue extraordinario. Creo que la revista del Santo Escapulario lo llevará. ¿Y la joven pretendienta?; a ver si se prepara y se viene conmigo cuando vaya.

La madre Maria de los Ángeles está en Murcia desde hace un mes más o menos. Tu hermano Pedro está en Melilla, soldado; ha pasado por aquí y está muy bien.

Que el Señor os bendiga; y os abraza y bendice esta pobre.

Rogad por mí.

Elisea (Firmada y rubricada)

A1 señor cura y familia, mis saludos.


 C. 23

Aunque no se especifica, de deduce por el contexto que va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres).

Carísimas en Jesús y Maria:

He recibido las vuestras y me alegra de que estéis bien, nosotras sin novedad; Dios sea bendito.

Me dices en las tuyas que si quiero que vengas a acompañar a la postulante, y a mí me parece un gasto superfluo. No es que no tendría mucho gusto, pero no debemos hacer lo que no conviene. Pero si la joven está dispuesta y no hay inconveniente, podríais admitirla en esa, en clase de postulante y tenerla hasta agosto que tendréis que pasar a Paradas y alguna tendréis que venir aquí. Y si no, llevarla a Paradas para que pase allí el postulantado hasta agosto que ya vendrán. Si te parece y está dispuesta, puedes acompañarla a Paradas; pero salir de esa para tomar el tren en la tarde e ir de noche en el tren y llegar a las 7 de la mañana a Sevilla, y a las 10 menos minutos sale el de la estación de Cádiz para Paradas, y no hay que hacer noche en Sevilla. Bueno, lo que te parezca mejor.

Ya he escrito al cura de que quería fundar el colegio, diciéndole que no podíamos ir; de modo que ya sabéis la resolución.

Que paséis buenas Pascuas y sobre todo muy santamente.

Ahora voy a daros una noticia que creo os alegrará, y es que hemos comprado el huerto de Marianita y nos ha costado dos mil duros, ¿qué os parece? Doña Flora, o sea, la fundadora de Paradas, que desde el 8 de marzo está aquí, ha dado mil duros. Aquí estamos la mar de contentas.

Mil bendiciones del cielo os deseo, rogad por mí. Saludos a todos y felicitadles las Pascuas.

Elisea.- Firmada y rubricada.

Orihuela, 14 Abril, 1916


 C. 24

Carece de procedencia, fecha y destino; por las personas que menciona y por el contexto se deduce que va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres).

Carísimas en Jesús:|

Acabo de recibir su carta y me convenzo una vez más de su poquedad. Como eso de la suscripción a domicilio es un asunto de otra comunidad, creo que están en el deber de aislarse y huir el hombro, a fin de que lo pongan los vecinos. Bueno, todo tonterías.

Soy de parecer que nadie más obligado que sus caridades, y para que se haga bien, su reverencia y aunque sea a ratos, dando detalles y lo que el caso requiera, y más porque todo lo demás se me antoja a tontería y pusilanimidad y otras cosas que de nada sirven. Conque sin decirles nada, lo tienen dicho todo; y a mí me gusta verles el corazón grande, y es de la única manera que se alaba a Dios y todo el mundo vive. Así que, a la suscripción y a todo lo que sea, mientras no pequemos ni sufran los que nos rodean. Que se animen mucho y adelante, y porque tenga que escribir una carta en tres o cuatro veces, no hay por qué ponerse la cabeza tarumba, sino al contrario, dar muchas gracias a Dios.

A ver cuándo me escriben que ya lo han hecho y lo que recogen, a fin de que puedan ir pronto las hermanas y seáis más.

Todas estas madres y hermanas me encargan les salude, y yo las bendigo y abrazo.

Elisea.- (Firmada y rubricada)

Saludos a las señoras conocidas.


 C. 25

Carece de dirección. Por su contenido, se deduce que está escrita en agosto de 1916.
(Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. Orihuela ‑Alicante‑ ).

Carísimas en Jesús:

Recibí vuestras cartas y veo estáis bien, de lo que me alegro; nosotras sin novedad. Dios sea bendito.

E1 día doce de este mes empezarán las hermanas de Paradas los santos ejercicios, y a seros posible quisiera que los hicierais. De todos modos habéis de ir en la segunda quincena por juntaros para la elección de la superiora y delegada para venir al capitulo. De esto nada haréis hasta que yo no escriba e Paradas diciéndoos cómo lo debéis hacer.

Pesareis las tres e Paradas a no seros posible para empezar los ejercicios, que sea para el quince; y el viaje lo haréis de noche, o sea en el tren que sale de Arroyo a la una de la tarde y se llega a Sevilla a las siete de la mañana; y a las diez salen para Paradas, y no hay que hacer noche en Sevilla, creo que me entenderéis. Ya no os preciso el día, porque por un día más o menos es lo mismo. Lo digo por el coche que os tenga que llevar a la estación.

Saludos mil a todas las familias y a vosotras un fuerte abrazo.

E1 día doce, Dios mediante, se hará la inauguración del asilo de Aspe e iremos hermanas. Rogad para que todo sea a su mayor gloria.

Elisea (Firmada y rubricada)


 C. 26

Carece de datos epistolares. Se deduce por su contenido, que va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres).
(Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. Paradas (Sevilla).

Carísimas en Jesús:

Acabamos de llegar a esta de Paradas, teniendo un feliz viaje y encontrando a todas estas buenas hermanas bien y muy contentas, haciéndome mil preguntas de vosotras. No os escribo más, y ya veis que he cumplido mi palabra.

Si la hermana Dolores viera lo que estas hermanas tienen en la capilla, se quedaría bobita; Dios sea bendito.

Saludadme a doña Rosa y a don Agustín, a doña Lucia; y deseo saber qué dice el médico de don Julián.

Estas hermanas os saludan y yo os abrazo.

Elisea.- Firmada y rubricada.


 C. 27

Por su contenido, va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres). No se deduce el año, dato del que carece.

E1 Bonillo, 27 de octubre Carísimas en Jesús:

Ayer llegué a esta, encontrando a todas las hermanas bien, después de un feliz viaje. Dios sea bendito.

Os he hecho dos lamparitas para la capilla, pero silencio hasta que estén colocadas; porque no vayáis a creer lo que no es, y a forjaros ilusiones, y sufráis un desencanto. Nada más pensar que las he hecho y que he trabajado sin levantar cabeza. Las hermanas de Paradas se han quedado en el encargo de mandárosla; no sé si mandarán alguna otra cosita. No estaría de más que les escribierais diciendo que sabéis por mí que os van a mandar las lamparitas que con ayuda de ellas os he hecho, y les pidierais si alguna cosita tuvieran y no les hiciere falta, que les agradeceríais mucho que os la mandaran. Nada, ya tenéis indicado lo que debéis hacer. Y la hermana Dolores como sacristana, que no deje de demostrar la pobreza de su Jesús y de su Madre, en su capilla.

Siento la gravedad de don Julián y la situación y tristeza de doña Lucia; yo no dejo de pedir a nuestro Señor por ellos. ¿Y de doña Rosa y don Agustín, qué queréis que os diga?, sus hechos para con vosotras jamás se borrarán de mi memoria. Que nuestro Señor los bendiga y les dé todo lo que yo les deseo; saludádmelos a todos sin olvidar al señor cura y familia. Y con los saludos de estas buenas hermanas, os abraza y os bendice vuestra hermana. Rogad por mí.

Elisea.- Firmada y rubricada.


 C. 28

Carece de datos epistolares. Se deduce, por su contenido, que va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres).

Carísimas en Jesús:

Recibí vuestras cartas y me alegro de vuestro buen viaje, nosotras sin novedad.

¿Cómo han sido las impresiones de las hermanas? Deseo me lo cuenten todo. ¿Y doña Rosa, qué dice de no haber regresado las hermanas? Que todo sea a mayor gloria de Dios,

Ya ha llegado a Aspe la madre Dolores; ya veremos qué tal desempeña su oficio. Que os cuidéis mucho y que no os pongáis enfermas es lo que os deseo. Estas hermanas os saludan y yo os abrazo.

Elisea (Firmada y rubricada)


 C. 29

No contiene datos epistolares; pero se deduce por su contexto, que la dirige a la comunidad de Brozas (Cáceres).

Carísimas en Jesús:

Cuatro renglones para demostraros que he recibido vuestras cartas y que estoy sumamente contenta porque vosotras lo estáis. Me alegra también los preparativos para nochebuena. Que el Señor esté con vosotras y no os deje un momento.

Este lunes pasado profesaron tres hermanas de votos temporales y una de votos perpetuos; quedan en el noviciado 5 novicias y 9 postulantes, la hermana Aurora un día de estos investirá el hábito. Estamos bordando una puntilla para mantel en oro para estrenarla en las cuarenta horas, obra de doña Flora.

Saludos a todos esos buenos señores, y vosotras lo que queráis de esta pobre que en el Señor muchísimo os quiere. Rogad por mí.

Elisea.- Firmada y rubricada.

Referente a lo que me preguntas sobre la hermana, que dentro del pueblo, con quien quiera y cuantas veces quiera; y basta para esto, que el confesor esté facultado para confesar hombres y mujeres.


 C. 30

Carece de datos epistolares. Se deduce por el contexto, que está escrita en diciembre del 1916, y va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres).

Carísimas en Jesús:

Acabo de leer todas y cada una de vuestras cartas y qué feliz me considero; ¿sabéis por qué? Me dicen que están contentas y con buenos deseos de ser agradables, al Señor. Es cuanto podemos aspirar en esta vida de miseria; que lo que no es servir a Dios, todo es mentira.

La misión que van a desempeñar en ese pueblo ha sido muy deseada. Quiera el Altísimo la desempeñen para santificación de sus almas, gloria de Dios y bien espiritual y temporal de los prójimos nuestros hermanos; y por este medio granjearse el cúmulo inmenso de gloria, que es el fin que les ha de mover a sacrificarse. Pues bien, hijas mías, que nuestro Señor les conceda las gracias necesarias para poder desempeñar tan difícil empresa y salvar por vuestra mediación algunas almas. Procuren alentarse mutuamente las Unas a las otras, y desafiándose por ver quién trabaja más, ama más y se sacrifica más, para dar gloria a Dios y a nuestra Madre Santísima, y de este modo granjearos un trono de gloria allá cerquita, lo mas cerquita posible del trono de Dios; y allí recibir por recompensa la vista beatifica de Jesús.

Pues bien, mucho me alegraré que cuando lean estos renglonitos, que aunque mal expresados quieren decirles mucho, esperando que cuando me escriban, me contarán todas sus penitas si las tuvieran, lo mismo que sus alegrías, no dudando de que sus penas son mías y sus alegrías también.

Madre superiora, en una libreta destinada para este fin, anotará el día, mes y año, nombre del enfermo y el de las hermanas que lo sirven y el día que concluyen; y así lo harán con todos, y a ser posible, las hermanas que empiecen con un enfermo que no se cambien, y que de día descansen, sin escasearles el tiempo.

Hagan una visita a doña Lucia y doña Rosa y les felicitan las Pascuas en mi nombre. Saluden a los sacerdotes. Y sus caridades, que acaben las Pascuas feliz y santamente les desea la que les abraza y bendice. Rueguen por mí.

Elisea.- Firmada y rubricada.

Ya hemos comprado la casa de Roca y ya se pasarán las hermanas el primer día del año, Dios mediante.


 C. 31

Carece de datos epistolares. Implícitamente, se deduce que va dirigida de 0rihuela a Brozas (Cáceres), en 1917, año que murieron las hermanas Francisca y Soledad.

Carísimas en el Señor:

Salud y paz en el Señor os desea esta pobre hermana.

Amadas mías, mucho deseo veros, pero no sé cuando será; ya veremos.

Mucho me alegro que estéis ya bien, que el Señor os conserve sin novedad; nosotras bien, exceptuando a la hermana Francisca y Soledad que van empeorando de día en día.

Que paséis bien las Pascuas y que sea santamente. Por aquí ya están preparando el monumento y los ensayos.

Que estéis muy tranquilas y satisfechas; pues ya sabéis que el servir a Dios no es carga sino yugo suave si se sabe conllevar.

La madre asistenta y las hermanas me encargan las felicite y salude, y yo os abrazo.

Elisea.- Firmada y rubricada.

Saludad en mi nombre al señor cura y familia, y que he sentido mucho su enfermedad; me alegraré que se restablezca. Saludad también a las familias de costumbre.


 C. 32

No se sabe de dónde procede. En cuanto a destinatario, tampoco tiene datos que se pueda deducir.

Carísimas en Jesús:

Salud y paz en el Señor os desea esta pobre carmelita.

Carísimas, he recibido sus cartas y me alegran las buenas noticias que me dan. Que sea bendito el Señor por todo.

Mucho deseo veros; pero me ha sido imposible realizarlo hasta ahora, y más porque no podía llevaros una hermana, como me decís que necesitáis. Y ya veremos si para febrero podré llegar a abrazaros y ya cumpliré mis deseos. Creo que sabréis que hemos hecho en Pedreguer una casa hospital asilo y en las Encebras otro colegio en las mismas condiciones que está Benimagrell, pero que estarán las hermanas mejor.

En el noviciado hay 22 entre novicias y postulantes, y a enero profesarán 6, Dios mediante. Ya no tengo más noticias que dar.

Todas estamos bien, lo que os deseo a vosotras, y el Señor sea bendito.

Saludad en mi nombre a todas las familias que conozco y a vosotras los saludos más afectuosos de la que os bendice y abraza. Rogad por mí.

Elisea.- Firmada y rubricada.

16 de noviembre de 1917.


  C. 33

Por el contenido, data de diciembre del 1917, y va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres).

Carísimas en Jesús:

Amadas de mi alma. Cuatro letras con el solo fin de felicitaros las Pascuas, deseándoos en ellas toda suerte de bendiciones del cielo, sobre todo mucha paz en el alma y grandes deseos de mayor perfección, aunque sea a costa de grandes sacrificios. Por aquí todas estamos bien y lo propio os deseamos a vosotras.

Entregarás estas letras a doña Lucia y a doña Rosa. Las metes dentro de un sobre. Le hermana de esa e profesará para primero de febrero y con ella cinco más, y la hermana Margarita hará los votos perpetuos.

A todas os abrazo y bendigo. Rogad por mí

Elisea.- Firmada y rubricada


 C. 34

No tiene fecha ni lugar de procedencia. Sin embargo, el contenido da a entender que va dirigida a madre Angélica Badosa, superiora de la comunidad de Brozas (Cáceres).

Carísimas en Jesús: Acabo de recibir su telegrama y siento mucho lo que pueda ocurrir con la hermana Maria Rosa, puesto que el telegrama nada expresa. Pero sea lo que fuere, con tal que no se trate de muerte, todo debéis arreglarlo tomando una muchacha o mujer para la cocina y para ayudaros a lo que fuera; porque yo no estoy para ponerme en camino por estar bastante constipada, y una hermana sola no la puedo mandar. Haz el favor de darme noticias por escrito de cuanto ocurra.

Voy a darte una corrección respecto a tu carácter: Y es que, a las hermanas hay necesidad de imponerse con ellas cuando el caso o la necesidad lo exijan, y con reconvenciones amables y que demuestren el cariño que entraña el corazón de una madre. Porque has de creer hija mía, que a todos no nos ha hecho el Señor iguales; y ver que una hermana come poco hoy y come poco mañana y no tenga una persona que se interese por ella con caridad, es muy triste; y después que han caído, levantarlas es peor. Creo me entenderás, y de esto Dios mediante, hablaremos a nuestra vista. No quiero molestarte más. Deseo que no sea nada de particular lo de la hermana, y que el Señor os bendiga.

Saludad al señor cura y familia y a las señoras y familias de siempre, y vosotras los recibiréis de estas madres y hermanas; y muy en particular de la que os quiere en el Señor y os bendice.

Elisea.- Firmada y rubricada.

No dejes de escribir.


 C. 35

Carece de datos epistolares. Por su contenido, se deduce que va dirigida a M. Angélica Badosa, superiora de la comunidad de Brozas (Cáceres), en el año l918.

Carísimas en Jesús:

Acabo de recibir un telegrama de Orihuela, anunciándome la gravedad de la hermana Maria Rosa. Quiera el Señor, como yo así se lo pido, que cuando reciban esta ya esté mejor. No escaseen cose alguna de cuanto sea necesario. Si no pueden atender a todo, busquen; y no padezcan ni se apuren, porque los apuros no sirven para nada. Si es preciso que entre alguien donde está la hermana, que entre, y fuera tonterías. Yo quisiera ser pájaro y trasladarme a esa de un vuelo, y sería de la única manera que estaría tranquila. Conformémonos, y el Señor disponga lo que convenga. En casa siguen las enfermas, y me temo algún desenlace entre tantas. Hemos tenido diez y siete enfermas, y todas alarmantes, y hasta la fecha, ya hay algunas convalecientes. La hermana Matilde, en Benimagrell, también ha estado grave; ya está un poquito mejor.

No deje de ir dándome noticias, que las espero con ansia. Mañana salgo para Orihuela, porque he salido por precisión y no estoy tranquila. Que el Señor nos bendiga y, si nos quiere, que nos coja en su gracia, que para E1 hemos nacido.

Saludos a todas y le bendición de esta que las abraza.

Elisea.- Firmada y rubricada.


 C. 36

Carece de fecha y procedencia. Algunos datos de su contenido nos aseguran que va dirigida a la comunidad de Brozas Cáceres).

Carísimas en Jesús:

Cuatro letras, con el fin de decirles que he recibido todas las cartas, y que estoy enterada de todas ellas.

Con respecto a la ida de las hermanas, irán a los primeros del próximo mes; ya les diré el día cuando quede conforme.

Siento mucho lo ocurrido con la enfermedad de don Julián y que siento no poder acompañar a doña Lucia, y no dejo de encomendarles al Señor, y los he recomendado a las oraciones de la comunidad, a fin de que el Señor les conforte y les de lo que más les convenga.

Reciban los saludos de todas, y un fuerte abrazo y la bendición. Rueguen por mí.

Elisea.- Firmado y rubricado.


 C. 37

Por su contenido, se deduce que va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres).

J. M. J.

Orihuela, 2 de octubre de l918

Muy carísimas hijas en Jesús:

Hace unos días quiero escribir, y por fin lo verifico. Primeramente: yo hubiese querido que antes de terminar el mes de septiembre, hubiesen llegado a esa las hermanas y así estaba dispuesto, pero Dios ha dispuesto lo contrario. Ya sabrán que con la epidemia que nos acosa, esta provincia es de las más atacadas, y por este motivo no dejan salir a nadie, y de hacerlo, verán lo que ha sucedido: Marcharon dos hermanas con doña Flora a Paradas. Cuando yo creí que estaban allí recibo la siguiente: E1 gobernador de Alicante telegrafió al alcalde de Paradas diciendo iban dos religiosas y una señora que procedían de aquí, donde cunde la infección; por lo tanto, que las detuviesen y no entrasen en la población. Pensaron el que pasasen a Morón, y así al llegar a la estación de Paradas, el señor alcalde les dio aviso para que prosiguiesen su viaje, sin dejar siquiera saludarse con las hermanas.

E1 Sr. Gobernador de Sevilla, por otra parte, da orden de que estén en observación y que sean visitadas por el médico de Morón todos los días.

Hace 9 días que salieron y todavía no tengo noticias de que hayan llegado a Paradas, ¿qué les parece? No hay más que esperar se levante la orden y entonces, se irán; pues yo también lo deseo, pero es que verdaderamente es un exceso. Aquí hay 8 en cama y con fiebre de 40 grados que han llegado, y las que están levantadas no pueden cantar victoria.

Su reverencia sufre porque llevan dos meses cobrado; mas debo decirla que no sea tan apocada. Ya sabe que el pueblo poco hace, y que principiando por los gastos da viaje, necesitan por lo menos 30 duros. Por lo tanto creo no les sobrará mucho.

Empero, no obstante, lo que es necesario se termine pronto esta calamidad, que tan temible se muestra.

Cuídense mucho. Saluden a don Agustín y a doña Rosa y demás señoras, en especial al señor cura, y rueguen por esta su madre que no las olvida.

Las dos camas que me indica, pueden comprarlas si el precio no es muy excesivo.

Adiós y hasta la vista. Reciban un tierno abrazo.

Hermana Elisea Maria Oliver.- Firmada y rubricada.


 C. 38

Carece de datos epistolares. Se deduce por el contenido, que fue escrita en noviembre de 1918 en Orihuela y dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres).

Carísimas en Jesús:

Ya gracias a Dios respiro, porque vuestras noticias son agradables por estar todas bien. E1 Señor sea bendito. Por aquí están todavía bastante mal, y tenemos a la hermana Arcángela bastante mal. Tengo de ella noticias desagradables; rogad por ella, que el Señor le de la salud si le conviene. Las demás, todas bien.

A primero del mes que viene irán las hermanas, Dios mediante; porque creo ya estará todo esto bastante mejorado y no habrá inconveniente en el camino, como tuvieron las de Paradas.

Aquí tenemos la cocina abierta, haciendo cocido y caldo para los enfermos.

E1 próximo jueves tomará el hábito la hermana de la hermana Loreto, y el día 26 profesarán dos; en el noviciado son diez y ocho y la maestra de novicias es la hermana Natividad. Ya veis cuantas noticias os doy.

Que seáis muy buenas y que vayáis desasiendo el corazón de las criaturas y poniéndolo solo en Dios. Y creed que es lo más interesante para nuestra perfección, y me han hecho reír sin gana alguna, de ver lo cobardonas que son; y todo consiste en confiaros mucho en vosotras mismas y buscar poco a Dios. Quiera Dios que nos podamos ver pronto y ya me contareis todos los episodios.

No sé si habrán comprado las camas que me indicó y si esa gente se comprometen a algo; porque como ya les dije sólo para ir necesitan 30 duros; y yo no estoy para hacer gastos.

Saludos a las señoras; y a las hermanas, que les agradezco mucho lo que os ayudaron.

Y con cariñosos saludos para todas, me despido bendiciéndoles. Rogad por mí.

Elisea.- Firmado y rubricado.


 C. 39

Esta carta debió escribirse a mediados de noviembre de 1918 pues la necrología recoge el dato del fallecimiento de hermana Arcángela el 27 de noviembre de 1918.

J. H. S.

Reverenda madre Angélica Badosa. Brozas. Muy amada en el Señor:

Dos letras nada más para decirle que nuestra muy amada hermana Arcángela sigue grave; pues su estado a no ser por un milagro de nuestro Señor, no es posible su restablecimiento.

Ya puede suponer lo sensible que esto me es; más ante la disposición divina, no tenemos otro remedio, y conformarnos con sus santas y sabias disposiciones. Por lo tanto, vuestra reverencia anímese y cuídese y no extrañe, según la gravedad, que algún día quizás no tarde, le dé la triste noticia de su fallecimiento, o mejor dicho, de su traslado al cielo.

Repito se cuiden y animen todas las hermanas, a las que ruego una oración y bendigo en el Señor.

Hna. Elisea Oliver.- Firmada y rubricada.


 C. 40

Procede de E1 Limonar (Málaga). Está escrita en 1919, y, por su contenido, va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres).

Carísimas en Jesús:

Amadas de mi alma: He recibido todas vuestras cartas, y me alegran vuestras buenas noticias. Me alegro de todo, y sobre todo de que procuren ser buenas y agradar al Señor.

Yo y madre Asunción nos encontramos en esta de Málaga cerca de dos meses en una comunidad a quienes estamos haciéndoles una gran obra de caridad si ellas saben aprovecharse,

No sé si sabrán que en Jávea tenemos dos cesas, una colegio y otra asilo; donde hay 10 hermanas.

Recibí la carta del secretario de esa Diócesis y le agradezco el interés que se toma, ya le contesté y le decía que no podíamos y que si algún día podíamos ya se lo manifestaríamos.

Que paseéis felices pascuas y sobre todo santamente y que no me olvidéis.

Saluden a los señores cura y capellán sin olvidar a esos buenos señores. Y vosotras, lo que queréis de esta pobre que en el Señor os quiere, os bendice y abraza.

Elisea.- Firmada y rubricada.

Dirección: Hermanas Carmelitas. Asilo de huérfanas. Limonar (Málaga). A mi nombre.


 C. 41

Carece de datos epistolares. Por su contenido, parece que procede de Orihuela y escrita en el año 1919.

Carísimas en Jesús:

He recibido todas vuestras felicitaciones, y os doy las más expresivas gracias; y también las 25 pesetas por el giro postal. Dios nuestro Señor os lo pague todo.

Carísimas y amadas hijas: mucho me complacen las buenas noticias que me dais de que todas estáis bien y con deseos de mayor perfección. Si, mis amadas hijas; no pueden figurarse lo que alienta mi corazón oír a mis queridas hermanas que tienen deseos de mayor perfección. Y lo que más me complace, es el pensar que en nuestra Congregación no faltan medios para adquirirla; y éstos los encontrareis en el fiel cumplimiento de nuestras constituciones. Y como éstas no nos obligan a grandes mortificaciones, nuestra santidad debemos basarla en la humildad más profunda, y que ésta no sea teórica, sino práctica. Animémonos muy de veras al propio cumplimiento de nuestros deberes y esperemos de Jesús la gran recompensa.

Voy a contaros una cosita que os alegrará y animará. Hace 23 años murió la hermana Ángela, la primera novicia que entró en la Congregación. Muy ejemplar fue su vida religiosa, y en la penosísima enfermedad fue un dechado de paciencia y un mártir en lo mucho que tuvo que sufrir de parte de algunos seres; permitiéndolo así el Señor para su mayor santificación. Y nuestro Señor ha querido, sin duda alguna para animarnos a que practiquemos el bien, el mostrarnos sin duda alguna lo que le agradó, conservando su cuerpo incorrupto; encontrándola enterita el día 4 de este mes, cuando se trasladaron los restos del cementerio viajo al nuevo. Calculad la agradable sorpresa que se recibió; para mí fue muy grata. Fue, como os he dicho, mi primera novicia, ¡y qué buena era y cuánto la quería yo!

Animémonos a imitarla en sus virtudes y seremos de Dios recompensadas.

Saludos afectuosos a todas esas buenas señoras; y a vosotras un fuerte abrazo y la bendición de ésta que mucho os quiere en el Señor.

Elisea.-Firmada y rubricada.


 C. 42

Carece de procedencia y destinatario, pero se deduce, por la lejanía qua alude y otros datos, que la dirige a la comunidad de Brozas (Cáceres).

Carísimas en Cristo Rey.

Muy amadas en Jesús: He recibido todas vuestras cartas y me alegro de que estéis todas bien y sobre todo de que estéis con deseos de mayor perfección y contentas. ¡Cuánto me consuela leer vuestras cartas!

Mucho me alegro que trabajéis en provecho espiritual y por el bien de esos niños que el Señor tanto ama.

Celebro hayáis celebrado con tanta pompa tu onomástica y la inauguración del armonio; que todo vaya regido y gobernado por las miradas paternales de Jesús. Comprendo, carísimas mías, que tenéis mucha razón en quejaros de mi tardanza en visitaros. Yo por mi parte no tengo menos deseos de veros; pero no me he puesto en camino por varias razones, pero muy en particular por no encontrarme dispuesta para hacer un viaje tan largo. Pero ahora ya estoy bastante mejor, lo que os deseo a todas vosotras. Por aquí, nada de particular. En el noviciado hay 20 novicias y 15 postulantes. De las hermanas de Cataluña, o sea, las de Tossa de Mar y las de Lloret, tengo buenas noticias. Están muy contentas. Loemos por todo al Señor.

Recibid afectuosos saludos de madre Asistenta y demás hermanas y de esta que en el Señor mucho las quiere y les abraza y bendice. Rogad por mí.

Elisea.- Firmada y rubricada.

Afectuosos saludos a esas buenas señoras y sacerdotes.


 C. 43

Va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres). (Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. Paradas (Sevilla).

16 de octubre, 1920

Carísimas todas en Cristo Rey:

Salud y paz en el Señor os deseo. Nosotras bien y nuestro viaje inmejorable; y a propósito de esto voy a referiros nuestro viaje. A las tres de la tarde, aún no habíamos salido de Arroyo; y cuando arrancó el tren que subió el revisor, nos enteramos que el tren de Cáceres ya había salido. Llegamos a Cáceres, y como cosa natural, nos fuimos a la posada del Carmen, muy cerca de la estación y pasamos muy bien la noche. Nos sirvieron lo que deseemos y pasamos muy bien la noche. A la mañana siguiente e las 7 tomamos el tren y llegamos a las nueve y media a la estación de Sevilla, y a las 10 estábamos entrando en la fonda de D. Marcos en la calle Abades, donde pasamos la noche admirablemente, y el miércoles a la 1 de la tarde llegamos a ésta encontrando a todas las hermanas bien. Así que ya veis, nuestro viajecito no ha sido de a perra chica, que salimos el lunes de esa y llegamos a ésta el miércoles. Ya por aquí todo como siempre. Las hermanas de ésta y madre Rosa me encargan os salude, y yo os bendigo y abrazo.

Elisea

(Firmada y rubricada)

Os adjunto una carta de la hermana Aurora para que la entreguéis a familia. Saludos a doña Lucia, Rosa y de más. Vale.


 C. 44

Carece de fecha pero va dirigida a Paradas (Sevilla).
(Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. E1 Bonillo ‑Albacete‑ ).

Carísimas en Jesús:

Cuatro letras con el fin de notificaros mi buen viaje y la llegada al Bonillo, encontrando a todas las hermanas sin novedad. Dios sea bendito.

Supongo que tú te encargarías de saludar a los padres y te despedirías en mi nombre. Y si no lo has hecho, haz el favor de hacerlo. Saludad a doña Flora; y vosotras que os conservéis bien. Y abrazándoos me despido, pidiendo roguéis por mí. Las hermanas os saludan.

Elisea.- Firmada y rubricada.


 C. 45

Carece de fecha y destinatarios, pero se desprende de su contexto que va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres).

Carísimas en Cristo Rey:

Muy amadas en el Señor: Jesús bendiga vuestros buenos propósitos de serle fieles hasta la muerte.

Con gran placer de mi alma he leído la noticia de vuestra última profesión. Quiera Dios que sea para darle gloria eternamente, pues ese ha sido el fin por el cual hemos sido llamadas. Sed muy agradecidas a tan grandes beneficios, y ante todo muy fieles a vuestras promesas. Que nada ni nadie sea capaz de separaros de quien con tanto amor os abraza. Yo estaré con vosotras en espíritu, no me olvidéis vosotras en la oración de ese día. Procurad que en tan memorable día no haya en ninguna de vosotras sombra de sinsabor, para que sea un día lleno y grande para vosotras, no menos que para mí. Así que os doy la enhorabuena más completa, deseándoos que el Espíritu Santo os enriquezca de sus celestiales dones.

Saludad a las madrinas en mi nombre, y a las demás familias conocidas, y a todos. Y de un modo especial a las que van a emitir sus votos una maternal bendición, y un fuerte abrazo de la que en Jesús mucho os quiere.

Elisea (Firmada y rubricada)

Mandadme las fórmulas de la profesión. La madre Asistenta...


 C. 46

Sin fecha ni dirección. Se deduce por su contenido, que procede de Orihuela.

Carísimas en Cristo Rey:

Ya gracias a Dios, después de tres meses y pico, he llegado a casa bien, y he encontrado a todas sin novedad; Dios sea bendito.

No quiero que ignoréis que pasé unos días en vuestra compañía muy a gusto, y que me vine satisfecha de vuestro proceder.

Que el Señor os asista con su gracia y os dé el don de la perseverancia final, viviendo en brazos de la obediencia, que es el camino que sin rodeos nos conduce al cielo.

Os deseo unas felices pascuas de Navidad, deseándoos las paseéis muy santamente.

No dejéis de rogar por mí, que ya sabéis necesito oraciones. La madre Asistenta os felicita. Y yo os bendigo y abrazo.

Elisea.- Firmada y rubricada.


 C. 47

Carece de destinatario. Por el contenido, parece que se dirige a la comunidad de Brozas (Cáceres), en el año 1921.

Carísimas en Jesús:

Gracia por vuestras felicitaciones. Muy presente os tengo en mis pobres oraciones, y no deseo otra cosa que veros con grande hambre de haceros santas, y que para ello pongáis los medios, confiando que el Señor os ayudará.

Os he comprado 6 candeleros; cuando vaya os los llevaré. Sed buenas, queridas mías. Y para ello debéis ser muy mortificadas, y saberos sufrir las unas a las otras, y no ser murmuradoras, defecto que abunda y a Dios desagrada.

Que roguéis por quien os quiere, y os abraza y bendice.

Elisea (Firmada y rubricada)

Saludos a las señoras de costumbre. Sigue La misa de la hermana Paulina, ya está dicha.


  C. 48

Por el dato acerca de la profesión de hermana Rosa (Hna. Cecilia Oliver), es del año 1921, dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres).

Alicante, 27 de junio.

Carísimas en Jesús:

Cuatro letras para saludaros y deciros que estoy bien. Supongo que recordarás aquella solicitud o certificado que yo te mandé de la primera profesión perpetua que hicieron en esa casa. Pues deseo me la remitas sin perder correo. ¿Cómo estáis de salud? ¿Y deseos de ser buenas, tenéis? ¿Sois obedientes, humildes, silenciosas, pacientes y mortificadas? Ojalá sea así; gran dicha os alcanzaría.

Que la fiesta de nuestra Santísima Madre la paséis con mucha alegría en el Señor; es lo que os deseo.

Voy a daros una noticia, que no sé que os parecerá, y es que Dios mediante, a últimos de octubre pasaran 6 hermanas al Brasil; rogad al Señor para que sea a mayor gloria de Dios.

El día 12 tomarán 3 el hábito; y el 20, cuatro profesarán, entre ellas una es Rosa.

Cariñosos afectos de todas, y de un modo especial un abrazo y la bendición de la que en el Señor mucho os quiere.

Elisea (Firmada y rubricada)


 C. 49

Carece de destino y año. Por el contenido se deduce que va dirigida a la comunidad de Brozas (Cáceres).

Orihuela, 2 de septiembre.

Carísimas en Cristo Rey: Muy amadas hijas: Mucho me complacen vuestras noticias, y sobre todas, la de que deseáis ser buenas. ¡Cuanto me consuela eso!

¿Es cierto el aumento del sueldo? Pues no han hecho nada de más, porque bien merecido lo tenéis. Dí a las señoras que me alegro, y dadle las gracias. Vosotras procurad, por medio de la práctica de la más fiel observancia de nuestros estatutos, granjearos del Señor una inmarcesible corona.

Supongo que estaréis enteradas de la fundación del Brasil, y las fundadoras son: Querubina, Elías, Nieves, Maria de la Fe, Rosa y Celerina. Se irán el 20 del mes que viene, Dios mediante. Tendrán unos 12 días de mar; ya las encomendareis a Dios.

Ahora hay en el noviciado 16, y 18 postulantes.

Ya no me acordaba de las mesitas; tú haz lo que mejor te parezca.

No me hace ninguna gracia que ese municipio pase tantos meses sin pagar, y debéis manifestar que no debe ser.

La madre Asistenta os devuelve sus recuerdos.

Afectuosos saludos de la que os abraza y bendice. Rogad por mí.

Elisea (Firmada y rubricada)


  C. 50

Va dirigida a madre Angélica Badosa, en Brozas (Cáceres). Carece de fecha, Si se da por probable que la escribió desde Cieza (Murcia), por el dato referente a madre Dolores.

Carísimas en Jesús:

He recibido tu última, y me alegro de que estéis bien; nosotras sin novedad. Dios sea bendito.

Carísima madre Angélica: referente a lo que doña Lucia quiere eso tú lo has de decir; porque mañana te dan un nombramiento y si es incompatible con tu ausencia, tienes que renunciar. Pero en fin, por mi parte no hay inconveniente y puedes hacer lo que juzgues conveniente; porque como estáis, no estáis bien; porque a más de la poca retribución, ya sabéis cuan mal se paga.

De las quejes de tu carta y de lo que dice el pueblo, dejaremos el contestarlo para cuando tengamos el gusto de vernos; y entonces ya hablaré yo, si de ello hay necesidad, y si no, mejor.

La madre Dolores ha recibido hoy tu carta, pero el libro no. Cuando se reciba, ya te lo dirá, mientras tanto... Saluda a las hermanas, y que el Señor nos dé salud y paz; y aunque tarde, todo se arreglará.

La madre Dolores y hermanas, os saludan y yo os bendigo y os abrazo. Rogad por mí.

Elisea (Firmada y rubricada)

Saludad a las señoras de costumbre.


 C. 51

Carece de fecha y destinatario explicito. Por los datos, se deduce que escribe a la comunidad de Brozas (Cáceres).
(Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. Paradas ‑Sevilla‑ )

Carísimas en Jesús:

Cuatro letras con el solo fin de complaceros y notificaros mi buen viaje.

Llegué a las siete más o menos a Cáceres, donde me esperaban la superiora del hospital y una hermana, las que se portaron conmigo muy obsequiosas. Desde Cáceres a las 7 y 40 tomé billete con las obediencias de Madrid, Zaragoza y Alicante hasta Sevilla y llegué a las 8 de la tarde; dormí en Sevilla y a las 10 del domingo tome el tren en la estación de Cádiz, llegando a esta a la 1 de la tarde, encontrando a todas las hermanas bien.

Saludos a doña Lucia y hermano y decidle que las hermanas estaban en la estación de Cáceres, que se lo agradezco. Saludad al señor cura y familia y a todos los que por mí pregunten y vosotras los recibiréis de estas buenas hermanas y de esta que en el Señor os abraza.

Elisea (Firmada y rubricada)

Yo estaré en ésta, solo esta semana.


 C. 52

Carece de datos epistolares, pero se deduce que procede de Orihuela, año 1922, dirigida a la comunidad de Brozas Cáceres),

Carísimas en Cristo Rey:

Amadas mías: He recibido con sumo placer vuestras cartas, y me alegro de que todas estéis bien de salud, y con santos deseos de mayor perfección.

Yo deseo veros con ansia, pero no sé cuándo podrá ser. No padezcáis por mi, ni por esta casa, porque el Todopoderoso vela por todo. Hoy se han ido los últimos soldados que hemos estado asistiendo en el hospital de sangre, que se hizo para los heridos de la cruel guerra. Quiera Dios que se acabe cuanto antes. No sé si os he dicho que se ha establecido un colegio en ésta en la calle del Colegio. Por aquí todas deseando llegue septiembre, para ver quién vendrá por aquí este año. En agosto tendréis que ir las profesas perpetuas a Paradas, para la elección de electoras y suplentes; ya veremos a quién les toca y tendremos el gusto de vernos.

Madre Asistenta me encarga os salude, y desea veros. Saludad en mi nombre a esas buenas señoras; y a vosotras lo que queráis de la que os quiere, abraza y bendice.

Elisea (Firmada y rubricada)


 C. 53

Según los datos, va dirigida a Tossa de Mar, escrita el 22‑11‑1924. El timbre del sobre pone "Balneario de Fortuna" (Murcia).

Carísimas en Cristo Rey:

Querida hermana Cecilia: Recibí tu cartita junto con la de la madre, y me alegré de saber de ti, de la madre y de las hermanas.

Hoy te escribo para contestarte y al mismo tiempo felicitarte, puesto que por casualidad he sabido que era tu santo; y por consiguiente todas las oraciones de esta mañana han sido para ti. Quiera el Señor que te alcance todo lo que he pedido, y serias una religiosa modelo, que es lo que yo te deseo. Pues bien, querida hermanita ¿quieres serlo? pon en práctica cuanto te voy a decir:

Has de procurar ser pura como lo fue tu santa y te granjearás las caricias de Jesús, tu esposo. Para conseguirlo, huye de las criaturas; no te aficiones a niña alguna, con afición que te robe el tiempo y te distraiga de los ejercicios espirituales. Y lo mismo has de hacer con las hermanas, por buenas y virtuosas que sean. Ámalas a todas con amor de verdadera hermana pero que no te roben el corazón. Este, con todos sus afectos, has de reservártelo integro para Jesús; que sea El solo el dueño y poseedor de tus anhelos. Procura cumplir con los oficios que la santa obediencia te confía; instruye a las niñas con cariño e interés, y cumple además con todas las observancias de nuestra santa Madre Religión. Obedece a todos y no mandes a nadie, y procura ante todo ha­cer todas las cosas en la presencia del Señor, de quien has de ser juzgada.

Ya me contestarás cuando puedas, con el permiso de la madre y me contarás todas tus penas y tus alegrías, tus adelantos en la virtud y retrocesos; como también el interés que te tomas en tus estudios, porque creo que desde que saliste de Orihuela, han sido más las pérdidas que las ganancias.

E1 pasado domingo me llevaron a Las Encebras y vi allí el violín, y no puedes figurarte lo mal que me sentó, porque comprendí el poco caso que has hecho de lo que a mi tanto gusto me deba, y tanto interés tenia que lo aprendieras. Dios sea bendito por todo.

Volveré a Granada a fines de mes, si la reverenda madre general no dice lo contrario.

Que tomen todas ésta como suya, y a todas saludo y quiero en el Señor; y su caridad lo que quiera de la que a sus oraciones se encomienda.

Elisea (Firmada y rubricada)


  C. 54

(Hay un membrete que dice: Clínica Médico Quirúrgica. Barcelona. Platón, 1 (S.G.).
18‑9‑1927

Reverenda madre superiora. Brozas. Mi respetable madre y hermanas todas:

Ya muchos días que quiero escribirles, y ya no la quiero retardar más, y lo hago con todo el gusto que imaginarse puede.

Pues bien, amadas de mi alma, ante todo os saludo con el mayor afecto y os digo que vivo en la ciudad condal, Barcelona. ¿Qué os parece? Pues aquí tienen sus caridades su casa y unas servidoras a quien poder mandar.

Mucho me alegraré que al recibir estas letritas os encontréis sin la menor novedad y todas la mar de contentas en el Señor. Por aquí lo vamos pasando bastante bien, aunque con mucho trabajito; pero se va pasando. Estamos en esta casa 14 hermanas, y todas de marca primera: una en la sala, otra en la farmacia, otra en rayos X, otras en el lavadero, otras en las enfermerías y yo en el número uno. Ya veis qué escampaditas estamos; cada una en su oficina y juntándonos sólo para los actos de comunidad, y no todas. Pues bien, a trabajar tocan, y a dar gloria al Señor por todo el orbe. ¿No os parece bien? Pues a trabajar sin descanso y hacernos santas y ayudar a nuestros hermanos los prójimos con nuestras oraciones y penitencias y, sobre todo, siendo muy observantes de nuestras constituciones y de nuestra nunca bien amada Congregación. Si, carísimas hermanas, seamos fieles observadoras de nuestras leyes y el Rey se enamorará de todas y cada una de nosotras; y después de galardonarnos en esta vida con el ciento por uno nos tiene preparada la vida eterna. ¿Qué más podemos desear, ni nosotras nos atreveríamos a pedir?

Animémonos, pues, a sufrir, que es lo que hace santos, y delante.

Todas estas hermanas os saludan y yo os abrazo y bendigo deseando que nos digáis algo de vuestra salud y de vuestras virtudes.

Saludos a las señoras Lucia, Rosa y Agustín.

Hna. Elisea (Firmada y rubricada)


 C. 55

(Hay un membrete que dice: Clínica Médico Quirúrgica. 8arcelona. Platón, 1 (S.G.).
20‑11‑1927

Reverenda madre superiora. Tossa.

Mi respetable madre y hermanas todas en Cristo Rey: Mucho me alegré al recibir sus cartas y saber que todas estaban bien. Por aquí sin novedad, y yo ya gracias al buen Jesús, estoy bien.

Hoy me dicen las hermanas que el día 22 de ésta es santa Cecilia. Y aunque yo no tengo costumbre de felicitar a ninguna hermana, voy a felicitar a la hermana Cecilia y decirle que le deseo una santidad sin igual; diciéndole al mismo tiempo que esto no se consigue sin grandes sacrificios y poniendo todo lo que esté de nuestra parte, hasta llegar a exprimir del corazón la gota de sangre negra por medio del fiel cumplimiento de los propósitos que en la oración debemos hacer, y llevando fiel examen de sí o no los cumplimos. Y para todo esto hemos de ser muy silenciosas, pues de almas parleras no se ha contado prodigio alguno. ¿Lo entiendes, hermana Cecilia? Y así digo a todas las demás. Pues bien, queridas mías, a sacrificar el corazón no permitiéndole desahogo alguno que pueda desdorar el alma, a fin de que no pierda un ápice de gloria en la presencia del divino Esposo. S Adelante pues, y no volváis los ojos atrás, pues en ese caso no seriamos aptas para el reino del cielo.

Todas me encargan os salude y felicite; pero de un modo especial los recibiréis de la que en Jesús os saluda, abraza y bendice.

Hna. Elisea Maria (Firmada y rubricada)


 C. 56

Por su contenido, se sabe que va dirigida a Granada, donde se encontraba hermana Cándida, la cual fue su enfermera cuando ella se encontraba en dicha comunidad. Los malos ratos a que se refiere, fueron las molestias que le ocasionó por su  enfermedad.
(Hay un membrete que dice: Clínica Médico Quirúrgica. Barcelona. Platón, 1 (S.G.)
4‑12‑1927

Mis amadas Hermanas Fe, Celina, Cándida y todas las demás que no sé quiénes serán:

Muy amadas todas en el buen Jesús: Recibí vuestras cartitas con muchísimo gusto y os lo agradezco, y sobre todo agradezco vuestras oraciones. Yo ya estoy bien, gracias a Dios hasta que venga otra.

Os veo a todas muy buenas y aplicadas. Quiera el Señor seáis muy aprovechadas para las cosas del cielo.

Que paséis las Pascuas con gran contento y paz en el Señor, es lo que deseo y pediré al buen Jesús para todas y cada una; pero lo haré un poquito más por la hermana Cándida, sin que esto sirva de celos a las demás; pues todas sabéis los malos ratos que le he hecho pasar, aunque ya supongo lo habrá olvidado y por consiguiente perdonado, ¿eh?

A todas os deseo unas felices Pascuas de Navidad y que el Divino Infante os traiga en su venida un sin número de gracias espirituales para poderle servir con fidelidad todos los días de nuestra vida, y esto lo conseguiremos todas con la fiel observancia de nuestras santas constituciones. ¿Lo entendéis? Pues manos a la obra y adelante. Todas las hermanas os saludan y yo os saludo y bendigo.

Elisea, Fda. y Rubricada


 C. 57

(Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. Orihuela).
15‑1‑1929

Reverenda madre superiora Angélica Badosa. Brozas. Mi más estimada madre y hermanas todas en el buen Jesús:

Mucho me alegraré de que al recibir esta cartita todas estéis sin novedad. Por aquí todas bien, gracias a Dios.

He recibido todas vuestras cartitas de felicitación y os lo agradezco. Me he enterado de la solicitud dirigida a Dña. Sofía. De lo que tú me dices respecto a la cantina escolar, o sea, para dar de comer a cierto número de niños pobres con ese dinero; porque si lo colocan, como dicen, en una lámina intransferible al cuatro y medio, poquísimo rentará. Resulta 120 duros al año, porque el medio y algo más se pierde en el tanto por ciento; ved a ver qué cantinas se podrán hacer y qué nada. Así que enteraos de lo que desean, y no os comprometáis a nada sin contar conmigo.

A todas os saludo y os abrazo y bendigo. Rogad por mi.

Elisea (Firmada y rubricada)


 C. 58

(Hay Un membrete que dice: Convento de Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. Asilo. CIEZA ‑ ‑Murcia‑ ).
12‑10‑1929

Reverenda madre superiora. Brozas. Mi más estimada madre y hermanas todas en el buen Jesús:

Mucho me complace saber que todas estáis bien y con deseos de ser buenas; por aquí bien, y yo como siempre, con días de todo.

Procurad, mis queridas hermanas, trabajar ahora que hay luz, porque cuando venga la noche, ya no habrá tiempo. Y no penséis en qué casa, ni en qué provincia, ni con qué superior, ni con qué hermanas, ni en qué oficio, ni con qué gana; sino pensad que en todo buscáis al buen Jesús, de quien esperáis la recompensa. Y con solo este pensar, curaréis vuestras tentaciones si las tuvierais, y venceríais los dichos de las compañeras, y todo lo que en la vida religiosa nos pudiera acontecer; pues ya sabéis que en todas partes podemos vivir muy cerquita de Jesús, y por lo mismo muy lejos. Si, mis queridas hermanas; a trabajar y sacrificarnos para dar gloria al Señor es lo que de todas deseo.

Saludos de todas y de un modo especial de la que os abraza y bendice.

Elisea (Firmada y rubricada)


 C. 59

(Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. Orihuela.)
2‑2‑1930

Reverenda madre superiora. Brozas. Mi más estimada madre y hermanas todas en el buen Jesús:

Mucho me complace saber de vosotras, y de que estéis animadas del espíritu de mayor perfección. Demos gracias al Señor por todo.

Os adjunto el oficio para la renovación de la hermana Amelia. Que el buen Jesús le conceda toda la gracia que es necesaria para llegar hasta el fin.

Decís que os habéis alegrado de que se hayan ido las escuelas de ahí y que estéis descansadas. Todo se acaba en esta vida y muchas veces antes que una piensa, y así vendrá todo y se acabarán las fatigas y sinsabores de esta vidita que tan atadita nos tiene a las aficioncitas de la vida; no solo a lo malo sino también a lo que muchas veces nos parece bueno y en realidad no sabemos lo que será; porque solo bueno es amar y servir a Dios y procurar hacer en todo su santa voluntad.

Todas os saludan, y de un modo especial la que os abraza y bendice.

Elisea (Firmada y rubricada)


  C. 60

Alicante, 29‑8‑30

Reverenda madre superiora. Brozas.

Carísima madre y hermanas todas en el buen Jesús: :

Recibí vuestras cartas, siempre para mi muy gratas y me satisface saber que todas estáis bien. Yo bastante bien; Dios sea bendito.

Estoy todo este mes en ésta por tener aquí los albañiles haciendo una capillita y remendando un poquito la casa, ya veremos cómo queda. También es fácil que pase en ésta el próximo mes. Tengo deseos de veros y si Dios quiere no tardaré mucho.

Que todas os conservéis bien, y que la hermana Bienvenida no piense tanto en el cura si se va, ni en el que va a venir; sino pensad todas en cómo seréis más agradables a solo Dios y a la Madre Santísima, y todo lo demás se nos dará por añadidura.

Saludos afectuosos a todas. La madre Maria de los Ángeles bien, aunque algún tanto disgustadilla por la obra, pero ya el buen Jesús hará que se le pase, De un modo particular los recibiréis de la que en Jesús os abraza y bendice.

Elisea (Firmada y rubricada)


 C. 61

A causa de la República, hermana Gema estaba con su familia en Beniaján (Murcia).

Viva Jesús

Orihuela, 2‑6‑31 Hermana Gema Gálvez

Amada hermana Gema: He recibido sus dos cartas, a las que no he contestado antes por no saber la dirección de su casa. Si ésta llega y escribe otra vez, mande la dirección.

Sus cartas me dan pena y alegría a la vez; pena, porque comprendo que sufre estando fuera de su centro, y alegría de ver que sólo suspira por la casa del Señor y por volver a su santo servicio.

Pero sólo el Señor es el que puede hacer que esto se acabe y normalice pronto; así que a rogarle con mucha insistencia, con santa importunidad, hasta que alcancemos lo que deseamos.

Como comprenderá, tengo grandes deseos, de que todas estemos reunidas y en nuestros respectivos cargos y lugares; pero hay que tener un poco de paciencia y esperar que las cosas se arreglen un poco más. Por lo tanto, pida mucho a nuestro Señor, que El ha prometido escuchar a los que le ruegan; y no deje de esperar, que si su oración es humilde y confiada, el Señor la atenderá.

Cariñosos recuerdos de las madres y hermanas de esta comunidad. Saludos a su familia, y le abraza y bendice, su madre,

Hna. Elisea Oliver (Firmada y rubricada)


 C. 62

Viva Jesús

Orihuela, 9‑7‑31

Hermana Gema Gálvez. Murcia.

Muy amada en el Señor: Recibí su grata y viendo los grandes deseos que tiene de volver a nuestra amada Congregación, le digo: que ya que todo se ve tranquilo y bien, que la acompañen a Aspe, y queda allí como estaba antes.

Para el camino me parece más prudente que vaya vestida de seglar, y cuando llegue allí se pone el hábito.

Ahora hemos de procurar ser muy buenas, a fin de desarmar la justa ira de Dios, y que se dé ya por satisfecho por lo pasado.

Salude muy afectuosamente a su familia. Reciba los recuerdos de las madres y hermanas de esta comunidad y sabe la ama en el Señor, su madre,

Hermana Elisea Oliver (Firmada y rubricada)


 C. 63

Antes de la carta hay una aclaración adjunta escrita a lápiz por la interesada que dice: "¡Qué consoladora era madre Elisea! Recuerdo que estando yo en Brozas y ella en Barcelona de superiora en la clínica Platón, le escribí contándole una penita interior Como ella penetraba nuestro espíritu conoció que en lo que yo le decía había amor propio, por lo que me contestó tan atenta dándome los siguientes consejos. Van en el adjunto papel. Copia del original, escrito por ella, el cual quedó en manos de mi superiora, madre Emilia Belda, en Brozas". La carta original debió escribirse en el año 1927.

Querida hermana Angélica:

Ahora es cuando yo quiero ver a la religiosa de buen espíritu, dar a grandes rasgos ejemplo del verdadero espíritu de sacrificio, No des oído al amor propio que todo lo quiere invadir y en todo quiere mezclarse, sino que fructifique en ti sólo la virtud santa de la humildad, la que caracteriza a las almas de buen temple, y desterrad del corazón la soberbia que no hace otra cosa que hijos de Satanás. A ser buenas y adelante y no hay que temer, que el premio es el cielo.

Hna. Elisea Mª Oliver (Firmada y rubricada)


 C. 64

La destinataria facilitó copia de esta carta.
(Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. Orihuela).
3‑6‑31

Reverenda madre superiora. Tossa.

Mi más estimada madre y hermanas todas en el buen Jesús: Acabo de leer vuestras cartas y veo que estáis bien, pero con miedo. Por aquí no ha pasado nada. Nosotras hemos salido de casa de noche porque hemos querido, contra la voluntad del alcalde, que personalmente nos ha dicho no tuviéramos miedo; y ya estamos en casa noche y día.

Si mal no recuerdo ya os he dicho lo que debéis hacer en caso de necesidad, y esto no se ha de decir todos los días. Y es que debéis tener el trajecito de seglar preparado como os indiqué con tiempo, y casa particular preparada y desde ahí dar noticias y esperar órdenes. Pues, mis queridas hermanas, el buey se torea desde la plaza y no desde la barrera; pues así todos serian valientes, y ahora es tiempo de demostrar lo; y las que están al frente de una casa no deben abandonarle nada más porque si. Espero, pues, que vosotras seréis cuerdas y después de agradecer mucho a vuestras familias sus invitaciones, debéis proceder con cordura, si no queréis llorar y lamentaros como otras, que lloran y se lamentan haber abandonado el puesto antes que llegara la hora.

No me importa que tu padre esté en esa, pero se conoce que tiene mucho dinero.

Ninguna debéis abandonar el pueblo sin mi consentimiento, fuera de un caso que ahora o se puede precisar.

No tengáis miedo a ser valientes con la valentía de los santos; y demostrémosle a Jesús que hay quien le ama, y estamos dispuestas con su gracia a llegar con El hasta el Calvario.

Quisiera estar como en otros tiempos para poderos visitar como lo deseo, y así estaría más tranquila. Sed buenas, orad mucho, levantad vuestros corazones al cielo, de donde lo hemos de esperar todo.

He recibido vuestras cartas y la de la madre Rosa. También os saludo, abrazo y bendigo.

Elisea (Firmada y rubricada)


 C. 65

La destinataria facilitó copia de esta carta.
(Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. Orihuela).
9‑6‑3 1

Hermana Ana Sánchez. Tossa.

Mi más estimada hermana en el buen Jesús:

Sin ninguna a que contestar en la presente, te cribo para manifestarte que estoy un poco disgustadilla por tus cositas, y te adjunto el borrador de la contestación a una carta que he recibido de tu padre a la que contesto en este mismo correo.

Los padres no deben pasar meses en las casas religiosas, sino ir a ver a sus hijas, y después de estar unos días vuelvan a su casa y nada más, ¿lo oyes? Tu padre me dice que tú no sabes nada de su carta; por consiguiente, tanto si sabes, como si no sabes, no debes moverte de esa y nada más. Yo estoy bastante bien, pero con una penita que me mata. Quiera el Señor que todo se resuelva y todo se dará por bien empleado No sé qué daría por veros.

Os saludo a todas, abrazo y bendigo. ¿Y la hermana Maria Rosa, sigue yendo a su casa? Saludadla y también a su familia.

Elisea (Firmada y rubricada)


 C. 66

Por el contexto, se deduce que va dirigida a la madre Ana Sánchez, superiora de la comunidad de Tossa de Mar (Gerona), quién facilitó copia de la misma.
(Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. Orihuela).
8‑7‑31

Carísimas hermanas en el Señor:

He recibido tu última y me alegro de que estéis bien. Por aquí todas sin novedad.

Veo querida hermana que das bastante mela interpretación a mi proceder; pero yo todo te lo concedo, después de importunarme bastante. La pobre Adelaida, creída que lo iba a hacer bien, la mandé a Mataró; por que aquello está en el campo y no hay mucho trabajo, para que madre Emilia se viniera aquí. Y como yo había mandado a madre Emilia que antes de venir pasara por Lloret, y a todo eso he recibido tu carta que las dos habían salido de esa. En lugar de que se viniera le dije que fuera a esa, porque os ayudara y no estuvierais tan solas. Mientras tanto se rebela Adelaida, que no puede estar allí y le digo que vaya a esa y ya veis el resultado que ha dado.

En este mismo correo digo a la madre Elías que pase a esa, pero no te asustes que no te van a quitar el mando, sino que estoy sufriendo de veros tan solas y tan pobreticas. Pero no os apuréis, que no pasa nada, y ahora es tiempo de manifestar cada una lo que es; conque buen ánimo y "quien a Dios tiene nada le falta". Bien merece Jesús que apuremos el cáliz. Y a mi bien acibarado me lo hace pasar. Si la madre Elías llega a esa, me lo haces saber; y si no llegara también. Y a mi pobre Cecilia: da mi querida hermana muestras de ser valiente, pues ahora es tiempo de demostrarlo siendo todas muy buenas y amantes de Jesús y a la hermana Rosa lo mismo.

A todas os abrazo y bendigo.

Elisea (Firmada y rubricada)


 C. 67

Se desconoce fecha, procedencia y destinatario. Es una copia que se conserva en dos hojitas de cuaderno, y parece haber sido tomada de la original por alguna madre o hermana como recuerdo.

Amadas de mi alma, queridas hijas:

Con qué alegría en el Señor tomo la pluma para daros una satisfacción, la más cumplida. Acabo de leer vuestras cartas que en pequeños sobres cerrados, como de costumbre, acabo de recibir. Con qué gusto he leído todas sus letras, alegría tal, que mis ojos son dos fuentes de cristalinas lágrimas que me impiden escribir; lágrimas de entusiasta alegría, lagrimas que endulzan mis amarguras, lágrimas, en fin, que dan vigor y vida a mi pobre corazón, que no desea otra cosa que vuestra vida, vuestras aspiraciones, vuestros deseos, y que todo vuestro ser fuera en el Señor.

Ea pues, hijas mías; avivad la llama con oraciones, abnegación, obediencia, caridad, cumplimiento del deber, y verdadero amor al que tanto os ama. Ya le conocéis; no os emperezcáis; el amor le despierta, el sacrificio, la tribulación, la cruz y el sacrificio; ánimo, pues, y adelante. Yo no os deseo ricas ni con talentos, ni con otras mil condiciones que podría citaros; pero si os deseo santas y daros un fuerte abrazo e a todas suplicándoos me encomendéis a Dios.

Esta pobre carmelita vuestra indigna madre.

Hermana Elisea María Oliver


  C. 68

Este fragmento es copia de hermana Angélica Badosa en una libretita de apuntes personales con la siguiente nota: "Consejos que me dio nuestra Madre Fundadora Elisea, en contestación a una carta. Es copia de la suya, pues de tanto leerla se rompió y la copié por no olvidarlo.- Hna. Angélica María Badosa.- Firmada y rubricada.- En Brozas".

"Mira, todo lo que me dices en la tuya me parece poco. Domina tu carácter, procura de condescender, disimular, demostrar agrado y dar confianza. No te muestres raquítica, que lo mismo has de tener y esto desagrada a las hermanas".


 C. 69

Ambas peticiones se hacen por separado, pero en el mismo folio. Van dirigidas al entonces Rvdmo. P. General de la Orden del Carmen Luis Ma. Galli. E1 original se encuentra en el archivo de la Curia Generalicia de Roma.

J.M.J.

Reverendísimo Padre General:

Después de saludarle cual se merece y sabemos, dígnese, reverendísimo padre, aceptar la presente de sus sumisas hijas, que postradas besan su santo escapulario y que piden y no saben lo que piden.

Según hemos oído decir, se acerca el tiempo de celebrar capitulo provincial carmelitano en España, y lo que es de creer, elección de priores. Y nosotras necias, pedimos que el padre Cirilo Font, hoy prior de Caudete y director y confesor de nuestra reducida Congregación, lo dejaran, si no de prior, a lo menos de confesor; esto sólo lo decimos si ha de ser para bien de la religión carmelitana y adelanto del instituto.

Gracia que esperamos obtener de vuestra paternidad reverendísima.

Sor Josefa Vives.- Sor Carmen Vives.- Sor Teresa Bañón,- Sor Purificación Martínez.- Sor Eufrasia Albertos.-Sor Elisea Oliver.-Sor Magdalena Blanquer.- Firmadas y rubricadas


 C. 70

Reverendísimo Padre General:

Las constituciones que tenemos son las mismas que tienen las de Palma de Mallorca y con exclusión de otros puntos fuera de la Isla, dichas constituciones están aprobadas por el malogrado padre fray Angelo Savini, vicario general y por vuestra paternidad reverendísima como secretario general que era entonces; como también aprobadas por el Obispo de Palma de Mallorca.

Ahora bien, siendo las mismas y copiadas fielmente, las tenemos aprobadas por el señor obispo de Orihuela para toda su Diócesis. Y como nos falta la aprobación de vuestra paternidad reverendísima, desearíamos se sirviese aprobarlas y con extensión donde nos mandara la santa obediencia; y trocar lo que dice "Palma de Mallorca" en "Caudete".

Todo lo dejamos a su alto criterio y examen de los venerables definidores; confiando siempre al patrocinio de vuestra paternidad reverendísima y de la Orden en general. Junto le mandamos copia de la aprobación del señor Obispo de Orihuela que en cada una de las páginas tiene un sello episcopal y el de la Orden.

También desearíamos nos permitiera imprimir las mencionadas constituciones.

Caudete, 13 de enero de 1893.


 C. 71

El original se conserva en el archivo de las Curia Generalicia de los Carmelitas, Roma. Era entonces general el padre Luis Mª. Galli.
(Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Carmelitas. Albacete. Caudete).
4 de junio, 1894

Reverendísimo Padre General:

Después de saludarle cual se merece y sabemos, dígnese reverendísimo padre, aceptar la presente, de sus sumisas hijas que, postradas, besan su santo escapulario.

Habiendo sabido por los padres de esta comunidad que el reverendo padre Cirilo Font ha pedido a los padres capitulares marchar al Brasil, todas estas hermanas y con ellas su humilde servidora, piden a vuestra paternidad no atienda a su propuesta y nos lo deje de conventual en esta, para la dirección de nuestra comunidad de Hermanas Carmelitas, a quien tan dignamente y con tanto provecho espiritual ha dirigido hasta el presente; y por el gran bien que puede hacer a este pueblo con su emprendedora y benéfica presencia.

Nos sometemos en todo, humildes y gustosas, a cuanto vuestra paternidad disponga de esta pobre comunidad de Hermanas Carmelitas y nos declaramos por las más indignas de sus hijas y hermanas que le aman en los Sagrados Corazones de Jesús y Maria.

Hna. Josefa Vives Pla.- Hna. Carmen Vives Pla.- Hna Teresa Bañón Amorós.- Hna. Eufrasia Albertos.- Hna. Elisea Oliver Molina.- Hna. Ángela Martínez Torres.- Ha Maria Alberto Molina. -Firmadas y rubricadas.


 C. 72

El original se conserva en el archivo general de los Carmelitas, Roma. El Prior General era entonces el padre Pío Maria Mayer.

Reverendísimo Padre:

La superiora general de la Congregación de Hermanas Terciarias Carmelitas Observantes, establecidas en la ciudad y Diócesis de Orihuela, en nombre del instituto, y previo el beneplácito del Reverendísimo Ordinario; deseosas de gozar de las gracias y privilegios concedidos a la primera y segunda Orden

SUPLICA a V. P. Rvma. se digne agregar al mencionado instituto según la forma prescrita por la Santa Sede, para que, considerado como miembro de tan veneranda Orden, participe de todas las gracias y privilegios concedidos a ésta.

Gracia que no duda alcanzar de la reconocida bondad de V.P.R., cuya preciosa vida guarde Dios muchos años.

Orihuela, 1º de octubre del año 1905.

Sor Elisea Oliver. Firmada y rubricada.

Rvdmo. P. General de la Orden del Carmen Observante.

En el margen superior izquierdo hay un sello de la Congregación y una nota con el "nihil obstat", firma, rúbrica y sello del Sr. Obispo. Al final, otro sello idéntico al primero.


 C. 73

E1 Rvdo. P. José Lloveras, era entonces Vicario General de la Orden del Carmen. Va dirigida a Roma, en cuyo archivo de la Curia Generalicia se guarda el original.
(Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. Orihuela ‑Alicante‑ ).
1, junio, 1913

Rvdmo. P. José L1.

Carísimo y respetable en Cristo: Mil gracias le deseo y que Jesús le colme de bendiciones.

Recibí su grata en la que se dignaba manifestarme de que recibiría en breve una grata noticia de la Sagrada Congregación, y en efecto lo es; pues bien, ya está ésta primera bendición en poder nuestro. Este documento fue dirigido al palacio episcopal y de allí nos lo remitieron; no el original, sino una copia del mismo, y quedándose en palacio el que ellos recibieron.

También es verdad que siento los obstáculos interpuestos para no poder seguir tan abreviado como se desea, mas no obstante, confío en el Señor y en su constancia a trabajar este asunto de tanta importancia para nosotras. Dios se lo recompensará con creces.

Sin otro particular con que molestarle, le repito por todo las gracias, y nosotras ya que otra cosa no podemos, procuramos corresponder con oraciones lo que espero también de vuestra paternidad.

Mis saludos a todos y vuestra paternidad mande a su afectísima segura servidora y hermana en Cristo. Besa su santo escapulario

Hna. Elisea Ma. Oliver.- Firmada y rubricada.


 C. 74

Carece de fecha, pero por el contenido, se deduce que fue escrita en 1923.

Reverendo padre Elías Ortiz. Segorbe

Carísimo padre:

Con sumo gusto he recibido la suya alegrándome de su bienestar; por aquí vamos pasando.

Patrocinio y Providencia están resueltas a hacer las cosas bien hechas, como dicen ellas y no quieren hacer los mamarrachos que han hecho las demás, y por lo tanto escribieron al Prelado de Málaga para que las admitiera como también a la Superiora General, o sea, a la pobre Soler; pues fue lo que D. Joaquín les exigía y luego ya lo demás él se encargaba y ya se podían ir; pero la contestación del prelado no viene. Soler si les escribió, ellas pasan algunos ratos de impaciencia; ya e veremos. Y dicen las pobres que si tuvieran que aconsejar alguna, les dirían que lo hicieran mal, porque ellas que lo han querido hacer bien ya verán lo que les cuesta.

No creo que la casa de Paradas sufra nada por parte de doña Flora. Se ha ido a Morón y allí permanecerá.

Margarita sigue en su casa, la familia no la deja ir; más tarde ya veremos.

Las noticias de Granada son buenas por ahora; pero esta casa depende del éxito que obtenga y de lo que se acredite en las curaciones.

Le agradezco la invitación que me hace de que visite a la Virgen. Dígale vuestra reverencia en mi nombre alguna de aquellas cosas que puede suponer yo le diría si estuviera delante de la imagen.

Me alegro lo que dice haber sentido el padre Fábrega respecto al escrito; pero mire lo que escribe Micaela después de haberse ido de aquí, o sea en fecha 4 del actual y dice así: "En el momento que llegué vino el padre prior a verme a pesar de haberme marchado sin despedirme y su primera pregunta fue decirme que creía que había ido por Vicenta, pero le dije que con mi hija se equivocaba, porque no pensaba como él creía, pues era todo lo contrario, que estaba muy contenta. Y siguiendo esta conversación le dije que no sabía qué se proponían esas monjas, cuando eran tan pocas y me dijo que estaba equivocada porque eran 29 ó 30 y diciendo yo que no, insistió diciéndome que ya lo vería”, Hasta aquí el escrito de Micaela a su hija; así que supongo al buen padre bien enterado.

El asunto de Sax se solucionó dejando la casa en proyecto y pasando las hermanas a la que les estaban preparando para alquilarla y por ahora les va bien.

El padre Simón Besalduch estuvo en Murcia un día de la pasada semana, y las hermanas le contaron y contestaron a las preguntas que él les hizo, y sobre todo si era cierto que Felíu había ido a Málaga; y les dijo que hiciéramos un catálogo de todo, y él se encargaría de presentarlo al General. Y de eso no sé qué decir; vuestra reverencia estúdielo y nos dirá lo que debemos hacer.

Elia y Gertrudis grandes demostraciones de arrepentimiento; de Caridad ya veremos. De Trinidad dice que desde que recibió carta de Elia, la que le escribió desde ésta diciéndole su decisión, que se tranquilizó, según relación hecha verbalmente por las hermanas a la M. Rvda. Madre General. Nada se sabe de ninguna otra por ahora que sea desagradable.

La reverenda madre general no ha venido; la madre asistenta llegó anoche y está bastante estropeada, la madre Josefa custodiando a las dos del patronato; madre Ana tan pagada con sus novicias, tiene 9 postulantes y otras tantas novicias.

Todas me encargan le salude y le diga que se alegran de que esté tan mejorado. Y de un modo especial reciba el afecto más sincero de esta pobre carmelita que le suplica le bendiga.

Elisea.- Firmada y rubricada.

Padre Elías: quiero que vea una vez más lo pobrecita que soy y en ello verá qué sentimientos tan mezquinos tengo. Dice en la suya que quiere llorar y gozar con nosotras. ¡Ah, padre! cuánto me ha hecho sentir esta palabra y aquella otra: "cuídese mucho, pues no quiero disfrute alguien viéndola enferma". Dios se lo pague y ruegue por mí, pues por lo que me satisfacen esas palabras, comprendo lo pobrecita que soy. Salude a los padres. Vale


 C. 75

E1 original está en la Curia Generalicia de los Padres Carmelitas de Roma.
(Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. Orihuela).
24‑6‑29

Muy reverendo padre Gabriel Wessels. Roma.

Carísimo padre:

Por indicación del reverendo padre Rafael Bañón le remito con sumo gusto nota de cuándo se fundó nuestra Congregación, casas que cuenta en la actualidad, etc. Si algún otro dato desea puede indicarlo; me será muy grato remitírselo.

Le deseo mucha salud para que pueda trabajar muchísimo y propagar las glorias de la Orden de nuestra Santísima Madre.

Aprovecho esta ocasión para saludarle y suplicar muy encarecidamente se acuerde en sus fervorosas oraciones de esta nuestra Congregación, a fin de que se aumente el número de sus hijas y multipliquen sus méritos.

Se despide esta su hermana, saludando a esa fervorosa comunidad y suplicando una oración.

Hermana Elisea Maria Oliver.- Firmada y rubricada.


 C. 76

Original en el archivo de las "Carmelitas de la Divina Providencia", Belo Horizonte (Brasil).
(Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen).
Orihuela, 23 diciembre, 1907

Muy Reverenda Madre:

Carísima hermana: Nuestra beatísima Madre del Monte Carmelo nos cobije bajo su manto maternal.

Recibí su grata de octubre pasado, la cual me llenó de satisfacción al ver se dignó dirigirse a esta pobre religiosa que la suplica se sirva escribir de vez en cuan do con el fin de establecer entre nosotras estrechas relaciones, que si nos separa la distancia, estamos unidas por el mismo vinculo de religión y el santo escapulario de la santísima Virgen nos ampara a todas.

Mucho me complace el saber los deseos que tiene de uniformar su comunidad a la nuestra, y con tal motivo me suplica le mande algún ejemplar de las constituciones; atendiendo a su petición le mandé un paquete certificado conteniendo cuatro ceremoniales, ocho preces y un oficio parvo. Creo que cuando llegará la presente en su poder habrá ya recibido el citado paquete.

La suplico que todo cuanto necesite de esta humilde comunidad puede dirigirse a la misma, no rogando sino mandando.

Mucho agradezco se dignen rogar a nuestra amantísima Madre por esta comunidad, lo mismo hacemos nosotras aunque nuestras oraciones no sean tan fervientes, nuestros deseos son muy elevados.

Sin molestarla más, se despide de vuestra reverencia esta su hermana en Cristo que desea complacerla en todo

Hna. Elisea María Oliver, Firmada y rubricada.


 C. 77

Esta carta va dirigida a la madre Candelaria de san José, fundadora de las Carmelitas Venezolanas.
(Hay un membrete que dice: Hermanas Terciarias Regulares de Ntra. Sra. del Carmen. Orihuela).
3‑5‑1931

Muy Rvda. M. Superiora de las RR. Carmelitas. Barcelona.

Jesús sea nuestro consuelo en toda tribulación. Respetable Madre: Recibí la suya del 21 de enero en la que nos felicitaba las Pascuas y año nuevo. Dichas festividades las pasamos regular por estar servidora enferma de gravedad desde el 18 de noviembre hasta hace pocos días que me encuentro bastante bien, gracias al Todopoderoso, que de vez en cuando nos regala alguna astillita de su adorable cruz.

Por correo certificado le remito dos paquetes uno con las meditaciones del padre Lapuente y el otro con el  libro de las Profesas, Sola con Jesús y uno pequeño, Árbol Místico. Si desea alguno más, puede con confianza pedirlo.

El traje de seglar de las postulantes, la túnica es igual que el hábito que usamos las profesas, con la diferencia que lleva esclavina que llega hasta la cintura y manga de codo. La tela es un poco más fina; cuando toman el hábito sirve la misma túnica, se cambian las mangas de codo por las anchas y la esclavina por el escapulario, se guarda cortado cuando se corta el traje de postulante. En uno de los paquetes van los patrones de la esclavina y mangas. Recibí las 64 pesetas, agradeciendo al Niño Jesús el presente. Mucho siento no hayan podido realizar la anexión con los religiosos; nosotras en nuestras humildes oraciones se lo pedimos al Omnipotente se realice cuanto antes, si esta es su voluntad. En sus oraciones no se olviden de la pobre España, que por el cambio de gobierno, la religión sin duda, se verá perseguida y por tanto la fe recibirá quebrantos. Todos los religiosos estamos en expectativa de lo que sucederá.

Se despide y encomiendo a sus oraciones esta su hermana en el Carmelo,

Hna. Elisea Maria Oliver.- Firmada y rubricada.

P.D. Los encargos los he dirigido al Señor Andrés A. Hernández. La Guaira.


  C. 78

(Dirigida a Cieza) J.M.J. Orihuela y Septiembre. 1918 Sr. D. Manuel Marín

Muy Sr. nuestro y carísimo en el amante Jesús: No sé ya cómo ni de qué medios valerme para disculpar mi falta, pero tratándose de Sr. que tanta bondad y consideración atesoran, creo fácil me dispensarán de ello.

Y esto a la vez debe satisfacerles por el motivo de que el silencio denota que estoy conforme. ¿Cómo sigue el asunto? ¿Todavía no se ha resuelto nada? Santa paciencia, que bien la ejercitan.

Me dice la madre superiora de esa, que se les presentó el caso de tener que salir a un entierro, como lo tenían de costumbre antes. Mas sobre esto que me piden parecer, le manifestaré a V. lo siguiente: para acceder a esto habrá que establecer nueva costumbre en la congregación, cosa que yo no puedo por mi sola voluntad dispensarlo; además, que juzgo no deben distraerse si cumplen bien los quehaceres de la casa, que no son pocos, pues es necesario ver de cerca lo que es un asilo, aunque sea pequeño, pero si un momento se pierde, ese es el que nos falta. Y tratándose de ese particular yo soy de parecer de que no asistan y se lo agradecería a V. en extremo.

Ya ve que no es un acto en que se pueda remediar ninguna necesidad, ¿no le parece a V.?

¿Cómo sigue D. Antonio? Que no sea nada de particular le deseo.

Yo siempre queriendo ir y no llego, mas no obstante, siempre les tengo presentes.

Salude a sus hijas y lo propio ruego haga extensivo a los Sres. de la Junta, y V. mande a esta su afma. en Cristo S. Hna. Elisea María Oliver (Firmado y rubricado)


 Plática

PALABRAS TOMADAS DE UNA PLÁTICA DE NUESTRA MADRE FUNDADORA A UNAS HNAS. QUE IBAN A HACER LOS VOTOS PERPETUOS.

Esta plática fue entregada por M. Josefina Serra al P. Fernando Rodríguez, el 8 de junio de 1971. Según unas anotaciones, M. Josefina la recibió de M. Rosa Sesé y fue pronunciada por M. Elisea el año 1911.

Carísimas hijas, que nuestra Madre la Stma. Virgen nos proteja y el Espíritu Santo nos ilumine.

Vamos a pasar un rato en íntima unión con Dios nuestro Esposo. Elevemos nuestro espíritu que El se complace de nuestros deseos y atenciones

Jesús, nuestro divino Esposo, vivía en Nazaret, en compaña de su Madre, la Stma. Virgen Maria y de San José, y se sentía dichosísimo de cumplir la voluntad de su Padre celestial. Un día le dijo a su Madre: "Madre, ha llegado el momento de separarme de Vos, es esa la voluntad de mi Padre, el que te deje y vaya a enseñar a los hombres el camino a seguir para llegar hasta Dios y gozar de la bienaventuranza eterna. Por lo tanto, nos hemos de despedir. La Stma. Virgen con intenso dolor y el corazón partido, le dio el consentimiento muy resignada queriendo ante todo el cumplimiento de la divina voluntad. Se despidieron, y el Hijo se va a enseñar a los hombres el camino a seguir para llegar al cielo.

¡Qué conformidad con los dos corazones, el de Jesús y el de Maria! ¡Adiós, Hijo mío! ¡Adiós, Madre mía!

También nosotras, oímos un día la voz de Dios que nos llamaba al estado religioso: "Si quieres venir en pos de Mi, deja todo lo que tienes y sígueme".

Sin duda nos pareció dura la palabra (deja todo lo que tienes), pero los continuos aldabonazos de nuestro corazón: (ven, y sígueme), nos hizo romper con todo y seguimos a Cristo. E1 nos pedía en esa decisión que le lleváramos almas. Jesús tiene sed de almas, y nuestro principal trabajo ha de ser amar mucho a Dios y hacer que otras almas le conozcan y amen.

Seguro que nos sentíamos felices con los primeros fervores, y así nuestros padres, que tanto les costó desprenderse de una hija. Mas ya gozaban de tener una hija religiosa que pedía todos los días por los suyos. (Qué bien sigue todo cuando el viento va en popa), pero viene el contratiempo, la aridez, el malestar, recuerdos importunos... y la barquilla flaquea... Viene la desolación, la duda, se piensa... en fin, comunican algo a sus padres y éstos que tanto sacrificio hicieron para dar el consentimiento, ahora se hallan perplejos pensando que su hija ya no les habla como antes, y piensan: ¿qué pasará? Por fin, una carta urgente comunica a sus padres la fatal decisión. Quedan sorprendidos... ni pueden hablar... Sienten viva pena.

Es, sin comparación, más penoso este sacrificio, que el que hicieron al dejarla cumplir su deseo al querer hacerse religiosa. ¿Qué les parece de semejante in gratitud para con Dios y el fracaso para sus buenos padres, que hicieron el gran sacrificio de separarse de su hija para consagrarla a Dios?

Hijas mías, no es extraño, que el Señor permita a veces, que el diablo tiente a las almas a E1 consagradas. Sabe la gloria que pueden dar a Dios sacrificándose, y con su apostolado de alma consagrada, salvar muchas almas. Ya cuidando enfermos, educando niños, atendiendo a los ancianitos en los asilos, etc. etc. ¡Qué abundancia de gracias de Dios, tiene una observante religiosa! No podemos envidiar a nadie, sino a los que buscan a Dios y le sirven negándose a si mismos.

Amadas hijas, si alguna vez el maligno quiere turbarlas, sean sinceras con el Padre espiritual, superioras o con quien les pueda orientar en ser fiel a Dios. Pues el que, puestas las manos en el arado, vuelve atrás, no es apto para el reino de los cielos". (Evangelio).

No es malo tener tentaciones, busquemos a Dios y robusteceremos nuestra fe y de consiguiente nuestra perseverancia. Que la Madre Stma. nos tenga siempre bajo su protección. Y Ella, no lo duden, saldrá como valeroso ejército a luchar contra todos nuestros enemigos, por muchos y malos que sean, dejándolos defraudados y nosotras mucho más fuertes y generosas que antes, empezaremos el camino emprendido confiada siempre en la infinita misericordia de Dios, que si bien permite la prueba, es para que con su gracia, quedemos mucho más unidas a El.

Las tentaciones no son malas, si desconfiando de nosotras mismas, recurrimos humildemente a Dios, con plena confianza pidiendo su protección y especialmente con la intercesión de la Madre Santísima.

Animo, pues, y a seguir el camino trazado por Dios.

Entregada por M. Josefina Serra.‑ Orihuela, 8 junio, 1971.

Fr. F. Rodríguez, O. Carm.