70 Años de nuestra presencia en República Dominicana

CELEBRACIÓN DE LOS 70 AÑOS DE NUESTRA PRESENCIA
EN REPÚBLICA DOMINICANA

 El domingo 27 de octubre 2019, en la catedral Nuestra Señora de Regla, Baní, a las 10:00 am. en la misa dominical del pueblo, tuvimos el gran regalo de poder dar gracias al Señor por cumplir el 70 aniversario de nuestra presencia, en este pueblo de Baní, lugar fundacional y en el país.

¡Alabado sea Dios! Porque nos permite celebrar y agradecer el florecimiento del Carmelo en Baní y en el país. ¡Alabado sea Dios! Por las cuatro Hermanas fundadoras que aceptaron en obediencia responder a las necesidades de la iglesia y del pueblo desde 1949. ¡Alabado sea Dios! Por los sacerdotes Scárboros que nos recibieron y el comité de damas que lucharon para que esta fundación fuera una realidad en Quisqueya. Así iniciamos motivando a la gran asamblea que reflejaba mucho gozo y alegría.

La  Eucaristía fue presidida por el obispo Mons. Víctor Emilio Masalles Pere y concelebrada por el párroco P. José Ulises Botello Fernández, el Vicario P. Jaime Corujo Colón, el P. Juan Severino Germán, P. José Alfredo Rodríguez Uzeta (Felo) y Henrry Numitor Arias (exalumno de nuestra Escuela de Villa David). Estos dos últimos nos acompañan en la pastoral del  centro Ntra. Sra. de Fátima, miércoles en la tanda matutina y martes en la tanda vespertina.

Hubo una gran presencia de las Hermanas de las diferentes comunidades de la Vicaría, acompañadas de una buena representación de  laicos de los diversos pueblos donde llevamos a cabo la misión: Santo Domingo, Hato Mayor, Guayubín, Santiago y Baní de ambos centros y obras, “Villa David” y “Fátima”, en este caso anfitriones. Solo faltaron las Hnas. que, por motivo de salud,  no pudieron estar físicamente.

La animación litúrgica estuvo a cargo del coro de la parroquia Santa Rita, de San Cristóbal, quienes se esmeraron en hacerlo de la mejor manera, apropiada para la ocasión. Al concluir dicha celebración, hubo dos detalles sencillos y bonitos: la presentación  de dos niños de la comunidad cristiana y la oración de envío de un grupo de laicos como nuevos misioneros.

Después la Hna. Ana Mercedes Sirí dio las palabras de gracias. A seguidas, la Banda de música municipal, nos deleitó con un bello “mini concierto”, en el cual se interpretó, por primera vez en el país, el Himno Joven Carmelita compuesto para orquesta, que nos facilitaron las Hnas. del colegio de Sax, quienes a su vez lo estrenaron con motivo del centenario del colegio.

A la salida compartimos un pequeño y fresco brindis para todos los asistentes. A las 12:15 del mediodía entre abrazos y saludos, cruzamos al salón del 2do. Nivel del Casino Peravia para compartir el almuerzo, bendecido por Mons. Masalles.

Fue de mucha alegría y satisfacción encontrarnos con profesores, exalumnos, personal que hacía mucho tiempo habían trabajado con nosotras, los cuales se sintieron muy agradecidos de poder participar con nosotras. La misión y obras que hoy continuamos tienen sus orígenes en quienes, con tanta entrega, nos precedieron.

Demos gracias a Dios por cada una de las Hnas. que se han entregado en esta Vicaría a través de estas siete décadas. Por el equipo organizador que  asumió de todo corazón la preparación y realización de esta fiesta; y finalmente le agradecemos porque  El sigue construyendo nuestra historia con fidelidad, permitiendo extendernos al vecino país de Haití. Nuestra Madre camina con y junto a nosotras.

¡Alabado sea Dios!                                                                                                                                                 

Hna. Maritza Loraine Herazo Hernández