Cantos Congregacionales:

Himno de la Congregación

 

¡Oh excelsa fundadora,
de un Carmelo que hiciste surgir!
tu temple de apóstol,
de madre y de virgen,
formó tantas almas.
que en haz apiñado,
tus huellas benditas,
quisieron seguir.

De tu ejemplo admirable
seguirán sin descanso,
tu senda luminosa las hijas de tu amor,
y desde el cielo, Madre,
sostén nuestras flaquezas,
bendice a tu Carmelo para gloria de Dios.

Hoy todas prometemos
valientes y esforzadas,
seguir vuestras pisadas
con generoso ardor,
gastando por la Iglesia
las fuerzas y la vida,
llevando almas a Cristo para gloria de Dios.

Autora: Hna. Mª Jesús Martínez Diaz Carrasco (España)

 

Himno Joven Carmelita

 

«Para ti que anhelas vivir en plenitud,
para ti que buscas a Dios.
Si la indiferencia te acecha alrededor,
si al que calla le das tu voz.

Para ti que ves en tu hermano al mismo Dios,
para ti que ofreces perdón,
Si el que sufre tiene un lugar en tu oración,
si algo crece en tu corazón.

¡No, no!

No tengas miedo a ser valiente,
con la valentía de los Santos,
sube hasta la cima y serás fuerte,
que tu sencillez, sea una alabanza (bis) a Dios.

Te debemos, Madre, tantas cosas por tu amor,
por tu entrega y tu fidelidad,
el sentir profundo de una vida para Dios,
la justicia y fraternidad.

Fue la sencillez tu modo de alabar a Dios,
amor a María y oración.
Hoy, Madre Elisea, nuestra vida es inquietud,
tus pasos queremos andar.

¡No, no!

No tengas miedo a ser valiente,
con la valentía de los Santos,
sube hasta la cima y serás fuerte,
que tu sencillez, sea una alabanza (bis) a Dios.»

Autor: Agustín Sánchez López (España)

 

Elisea

 

Mujer sencilla, mujer del pueblo,
siempre en búsqueda de la voluntad de Dios.
Supiste verlo en los enfermos,
en los pobres y en los niños,
por el celo de Dios ardía tu corazón.

Elisea, mujer fuerte,
arriesgada en la fe, toda de Dios.
No nos deseas ricas ni con talentos,
pero sí nos quieres santas de cuerpo entero. (bis)

«Amadas de alma, les escribo con alegría en el corazón.
Que sean muy buenas y se amen mutuamente,
en Dios y para Dios.
Que Jesús llene nuestros corazones,
y sea el único que reine entre nosotras.
Anímense mucho y confíen en el Señor»

«Procura hacer todas cosas
en la presencia del Señor».
Que fructifique en ti
la virtud santa de la humildad.
A ver quien trabaja más, ama más
y se sacrifica más,
porque solo bueno es amar y servir a Dios»

«¡Demostrémosle a Jesús que hay quien lo ama,
y amen a María con fidelidad.
Ustedes pórtense como religiosas de verdad.
Bien merece Jesús que apuremos el cáliz,
a sacrificar el corazón.
Oren mucho, y no hay que temer,
que el premio es el cielo.

Autora: Hna. Mª del Carmen Vázquez Rodríguez (Puerto Rico)

 

 

Alabat siga Déu

 

Mi alma se consume,
por el Dios de los ejércitos.
Ardo de celo por Ti, mi Señor,
ardo de celo.

¡Alabat siga Deu! (bis)
¡Alabado por siempre! (bis)
bendigo tu nombre santo,
tu nombre liberador.
¡Alabado sea Dios!

Habita en tu casa,
anhela mi corazón,
proclamar tus maravillas,
es la mejor canción,
la mejor canción.

Tu celo hoy me anima,
a vivir en tu presencia,
que en mi camino yo vea, Señor,
tu Providencia.

Hacer tu voluntad,
aspira mi corazón,
seguirte con alegría,
escuchando tu voz. (bis)

Autora: Hna. Mª del Carmen Galera Álvaro (España)